sábado, 1 de marzo de 2008

¿Hablamos del botellón?





Empieza el buen tiempo y con él, el problema del botellon. Tengo una placita debajo de mi casa e hijos en la edad y me gustaría encontrar una solución a este problema en el que parece que todos llevan razón.




Los vecinos se quejan del ruido y la suciedad y llevan razon, da asco pasar por la plaza la mañana del sabado o domingo, llena de bolsas de plástico, botellas y manchas de orines, pero no es menos cierto que no existen urinarios y las papeleras son pequeñas. Se podría convencer al Ayuntamiento de que solucionara ese fallo y a los jovenes de que los utilizaran y bajaran el volumen de la música.




Los jovenes se quejan de los precios que tienen lo locales a los que van y encima les dan garrafon. Y llevan razón.


El Ayuntamiento manda a los guardias y tambien llevan razon.


Pero lo preocupante de esto es que necesiten beber para divertirse. No es que beban mientras comen y charlan con sus amigos, es que beben para ponerse en disposición de divertirse, lo necesitan, y emborracharse o coger un pedo como dicen ellos a pasado a ser una gracia y algo de lo que se presume, no algo vergonzoso y arreglar esto es lo que creo que debía ser una prioridad.

7 comentarios:

ARCENDO dijo...

Temazo donde los haya... el Sr. Phil se salió. Saludos.

Mariana :) dijo...

Tienes razón en lo que dices...

Yo que estoy en la edad del garrafón no soy muy afín de agarrarlo de pretexto para hacer las cosas. No es raro que me toque ser la que se va temprano porque el ambiente se pone feo.

A muchos de mis amigos les da por entrarle durísimo y todo para "agarrar ambiente".

Lo peor es que conforme va pasando el tiempo se vuelven más resistentes y por eso toman más.

Yo agradezco que aprendí a tomar en mi casa.

Gracias por visitar mi blog, el tuy me ha parecido interesante así que te pongo un vínculo en el mío.

Rolena dijo...

María Jesús,lo mismo pasa en México, tdo el entorno ha convencido a los jóvenes de que para divertirse tienen que ponerse borrachos, ni hablar, hay mucho que remontar

Alter ego (el otro yo) dijo...

Es un problema muy gordo y serio que hay que enseñar a nuestros hijos el camino equivocado.Buen video.
Recibe mi cordial saludo

(sin número) dijo...

mmm el botellón... yo no sé qué decir... voy, me bebo dos RedBull, me río, hablo, me encuentro con gente; a veces tenemos que cambiarnos porque viene un flipaillo con un coche que tiene unos altavoces más potentes que todos los de mi casa juntos ...y no se puede hablar; alguna vez hay alguna pelea y me gusta verla; me gusta ver los coches de la policía nacional,varios juntos, atravesando el botellón.

Aunque sí, es una pena que la gente vaya a lo que va... a ponerse "pedo" (jeje). Yo por mi lo ilegalizaría, sinceramente; porque el hecho de que mucha gente haga una cosa no quier decir nada

Un saludo

Marta Salazar dijo...

muy bueno tu post!

you're right!

sin duda, serías la mejor de las alcaldesas.

Alemamá dijo...

María Jesús: Recién me he paseado por tu sitio desde arriba hasta acá. No puedo seguir, pero lo que he visto me ha gustado mucho, pero mucho. Desde hoy estás en mi lector de feeds para visitarte cuando publiques. Ya leeré más de lo tuyo...es el tiempo el que falta, no la disposición.
Un abrazo desde Chile en el fin del mundo.