viernes, 28 de marzo de 2008

carta

Querida madre: La llamo así porque no me acostumbro a llamarla por su nombre o por su diminutivo como se hace ahora, es lo que tiene que me inculcara tanto el respeto.
.
He sabido que está trabajando en un colegio en Mexico, donde todavía se enseña disciplina y buena educación a los niños. Se quedaría pasmada, si volviera a España, con lo que pasa aquí. Como todo puede pasar, he pensado que le ayudaría saber lo que piensa de su sistema una alumna suya, después de tantísimo tiempo.
.
Le agradezco muchisimo que con su lema "un santo triste es un triste santo", me enseñara a vivir la Fe de una manera que, aún en mis épocas mas frías, la llevara siempre dentro. Debía de costarle mucho esfuerzo sacar tiempo para aquellos murales del mes de Mayo en los que la palomita que llevaba mi nombre no conseguía avanzar hacia la Virgen ni a la de tres, o montar el coro y que "entráramos" todas a la vez,o vigilar que nadie hiciera una estupidez en los sacrificios de Cuaresma o tantísimas cosas más.
.
También le agradezco los interminables cuadros sinópticos, fichas y listas que me obligó a hacer, aún recuerdo casi todo lo que aprendí y tengo un metodo para memorizar y aprender. La pega es que mis hijos, que han estudiado la Logse, no me dejan jugar con ellos al trivial.
.
El bajar las escaleras en fila, mantener el silencio etc, me enseñó a dominarme. Ya sé que cada dos por tres estaba expulsada de clase pero no guardo mal recuerdo, ahora, o acato las normas o me voy.

No todo son glorias, creo que debió tomarse más interés por saber quien hacía realmente las gamberradas y no que los marrones les cayeran siempre a las mismas o mostrarse más comprensiva en determinadas circunstancias; si alguien tiene vértigo no puede subir por la maldita cuerda en gimnasia.
.
Conociendola, espero que haya encontrado un término medio entre aquella cursilada del cuartito y las ordinarieces que dicen los niños ahora para ir al cuarto de baño, y entre que solo salgan al escenario las niñas con madres pelotilleras y lo de ahora, que las funciones de los colegios son más largas que los debates del Congreso.
.
Si vuelve a España nada de lo que le digo le va a servir, lo que le estoy contando se piensa que es una aberración, pero es la educación que recibió la gente que después hizo la transición pacífica , que modernizó el país, que se recicla continuamente... y que aguanta a los niños de ahora. Ustedes, los educadores, tenían poder y lo ejercían, ahora es verdad que lo han perdido pero no hacen nada para recuperarlo y ejercen la indiferencia.
.
Desde mi absoluta certeza de que usted no va a leer nunca esta carta, porque si nó, no me hubiera atrevido a escribirla, quiero decirle que, pese a lo que dice la televisión y la prensa, fui muy feliz en el colegio y ustedes me marcaron positivamente. Muchas gracias
.
Con todo mi cariño

28 comentarios:

Alemamá dijo...

Una vez le escribí de verdad, por correo a una monja de mi colegio que con su exigencia me marcó para bien. No me contestó y lo lamenté mucho. Quizás no me recordaría, no lo sé, pero cuando vi su defunción en el diario, lo sentí terriblemente. Era una mujer muy bella, de carácter firme, culta y fina. Q.E.P.D.

Pedro Martín dijo...

María...mirá si la monja ahora chatea y navega por sinterné!

Que sor presa te darías, no? No pierdas las esperanzas, tu con fe!

Es bueno agradecer.

Gracias!

Si podes sacá la verificación, me tocan siempre palabras difíciles.

Ana dijo...

Vos sabés que yo no tengo buenos recuerdos de las enseñanzas de las monjas de mi colegio?

Fue mala suerte, seguramente. Nunca me tocó ninguna que me marcara para bien, una pena!

Fran dijo...

Querida Mª Jesús me ha encantado tu carta. Además de estar de acuerdo con todo, me trae muchos recuerdos. ¡No paso a creerme que te expulsaran alguna vez de clase! Ja ja.
Yo, cuando subía a la barra de equilibrio, me agarraba a los pelos de la profesora que era lo que tenía más cerca.
Ahora llevo a mis hijos al mismo colegio que fui yo. Al principio casi se me saltaban las lágrimas de volver a estar en contacto con esa idea de la educación (ideario) que por lo menos allí intentan conservar en lo que pueden, aunque ya diferentes en la forma. Desde luego los arreglos (como llamábamos nosotros a las filas) no tienen nada que ver o no existen.
Bueno, ya nos agarramos como a un clavo ardiendo cuando encontramos un centro del que por lo menos salgan con algo de formación humana y un nivel académico decente.

Leo dijo...

Querida Maria Jesús:

Tus experiencias y las opiniones que viertes en tu carta, son compartidas por muchísima gente, tanta que si nos manifestáramos en las grandes ciudades de este pais todos juntos, lo colapsaríamos.

No estudié con monjas ni con curas, pero tuve buenos profesores, no me cabe duda. De ahí que ahora te esté escribiendo esto. Vivo con una profesora de instituto desde hace 10 años.
Ella ama su profesión.
Diría que vive gracias a ella, no por el sueldo si no por el placer que le reporta enseñar Lengua y Literatura. Lo está pasando mal pues no puede con las faltas de respeto.
Los partes que ahora son "el castigo" no sirven de nada. Te contaría muchos casos, pero no tengo tanto tiempo.
Pero lo peor, lo peor, es que encuentra muy escaso apoyo por parte de los padres.
Tenemos un grave problema ahora mismo en la educación. No sé cual es la solución, pero si las autoridades no consiguen atajarlo, las aulas pueden "explotar" cualquier día.

Un tema muy interesante y para profundizar mucho en él. Gracias por proponerlo.

¡Ah! Tienes un bonito blog.

maria jesus dijo...

Alemama, aunque no te contestara seguro que le gustó que la escribieras.Me dijo una antigua profesora que le emocionaba que simplemente la recordaramos.
Pedro, no se quitar la verificación,yo tambien las odio.
Ana,eran otros tiempos y otra mentalidad, yo intento encontrar lo bueno y comprender lo malo, pero había algunas tremendas.
Fran y Leo, es lo que he querido expresar, el problema tan tremendo que hay hoy día con la educación, que no queda más remedio que resolver por el bien de todos.

Adriana Lara dijo...

viste qué catarsis te da la escritura?

riCh dijo...

Maria, detesto ser quien te desengañe, pero acá en México tenemos el mismo problema con la educación. Parece que los padres tienen tanto miedo de "traumar" a sus hijos que prefieren hacerlos unos caprichosos. Llegamos a presenciar situaciones inverosímiles como padres de familia cuestionando por que se les exige a los niños que hagan tareas en casa. :-( Si la destinataria de tu carta aún vive, seguro que detesta la situación.

aDios!

patzarella dijo...

qué bonito recuerdo !!! Y no te creas, que en México -como en España- hay colegios donde se enseña de todo..., con disciplina y sin ella... Y además es que creo yo que la verdadera educación está en la familia...

Ana dijo...

María, la verificación la sacás desde "Configuración - Comentarios".

Allí tenés una opción que dice: "¿Mostrar verificación de la palabra para comentarios?"

Y tenés que tildar el NO.

Beso grande!

Rolena dijo...

Siempre estudié en colegios de monjas y el balance final ha sido muy positivo, por supuesto tenían sus fallas,pero su interés y exigencia para con nosotras estuvieron siempre marcados por su vocación a hacernos mejores personas.
En la perspectiva actuaal de sólo instruir ,dejándo de lado el formar está el quid del asunto

Ana dijo...

María, tenés en mi espacio un premio guardado para vos.

Un poco para retribuirte los bombones enviados por los 100 post (que nunca llegaron!)

Beso grande!

Hilda dijo...

¿sabes cuál es el problema Ma. de Jesús que yo veo? que muchos de los profesionales de la educación no lo son por vocación. Y eso no pasa solo en la educación sino en todas las profesiones. Lo sé porque lo vivo, soy médico, ejerzo como tal y doy clases de biología en una secundaria. Amo ambos trabajos y procuro realizarlos con ahinco y esmero, pero soy testiga desafortunadamente que mucha gente no lo hace así, aunque otro tanto sí lo hace, ¡bendito sea Dios!
Y si alguien no ama su trabajo, no lo hace con calidad y por tanto el fruto que se obtiene es de pésima calidad y los resultados los terminamos pagando todos en la sociedad.
Ojalá algún día cambie esto, saludos y hermosa carta.
Un abrazo. Hilda

isol dijo...

Vengo a darte las gracias por la grandeza de tu corazón seguro las palabras que has dejado para mi amigo le ayudarán a salir adelante gracias!!!

Marta Salazar dijo...

wow!

yo nunca conocí a ninguna monja, hasta que llegué a Alemania, la mayoría de ellas, muy buenas personas,

incluso conocí a una que estuvo recluida en un campo de concentración (de los nazis), ahora es famosa y ha escrito varios libros,

miento! habían monjitas cerca de mi casa en Chile, pero nunca hablé con ellas,

miento de nuevo! una vez una de ellas habló conmigo y me preguntó si había pensado en la vida religiosa,

fantástica la monjita, ni me conoce y me lo pregunta,

me pareció que habría sido menos improbable preguntarme si quería viajar en la nave de Han Solo!

muchos tenemos, eso sí, buenos recuerdos de nuestros profesores y profesoras... yo recuerdo especialmente a mi profe de física, minuto de homenaje...

si a alguien le interesa, estoy analizando (empecé hace unos días y seguiré en ello durante la semana que viene) un estudio sobre el consumo mediático y los chicos que fracasaron en el estudio Pisa (en Alemania, pero creo que las conclusiones son más o menos universales).

En mi blog "Ninos extranjeros",

saludos!

Alter ego (el otro yo) dijo...

Vengo ma darte las gracias por tu comentario en mi blog.Gracias.

teka dijo...

me uno al comentario de pedro,que bueno es ser agradecido!!
un saludo.

Hilda dijo...

Hola Ma. de Jesús, sé que te he premiado antes pero el de hoy es tan bonito que no quise dejar de compartirlo contigo, sin obligación no te apures, me conformo con que sepas que te elegí. Un abrazo. Hilda

ARCENDO dijo...

Me encanta esta carta, para tí seguro que a supuesto una catarsis necesaria, para mi motivo de meditación profunda. ¡cuantas personas han pasado por mi vida que me han dado lo mejor que tenían..! y que poco agradecido he sido.
Maravillosa carta.
Off topic. Me preocupa que no postees más a menudo, espero te encuentres bien. SALUDOS.

Caminodelsur dijo...

Devolviendo la visita, agradeciendo las palabras que me dejastes que me han permitido conocer tu lugar, Muy buena la carta muy acertado tambien con lo que respecta a mi país, es un mal generalizado, lo triste es que si los chicos no aprenden disciplina con amor después la vida se encarga.

Abrazos
Pili O

(sin número) dijo...

Enhorabuena por su fe!!

Mariana :) dijo...

Cuando estaba chiquita fui a un kinder de monjas, y me enseñaron muchísimo, era otro tipo de disciplina.

A la que más recuerdo es la Madre Alicia, tenía muy buenas didácticas, recuerdo que hizo un concurso de calificaciones y el primer premio fue una mochila grande! Otro premio era un montón de gises (tizas) de colores muy bonitos.

Después, el sistema era otro, pero igual tuve maestras muy buenas, de las que ahora mis hermanas ya no tienen.

Muchos saludos

ps- Si quisieras hacerle llegar la carta, avísame, yo puedo ser tu contacto en México.

celebrador dijo...

Desbordamos de forma natural lo que sentimos

Si alguien está sintiendo agradecimiento por el regalo de la vida, ¿cómo va a desbordar tristeza, digo yo?

Martín dijo...

Hola, María Jesús
Qué hermoso testimonio...

Muchos saludos

Abuela Ciber dijo...

Gracias por visitarme.
Mi educacion fue laica en cuanto a la epoca escolar y liceal.
Recuerdo a mis maestras con un cariño inmenso.
La parte espiritual y religiosa estuvo a cargo de mis padres, a quienes agradezco sus sentires.
Tengo un recuerdo queridisimo del Padre Tamburini, me bautizo, dio primera comunion y me confirmo.
Era el alma mater de la preciosa Iglesia en la zona de Pocitos.
El 8 de diciembre iba a la Rambla y bendecia el mar, asi hubiera temporal, era digno de verlo, delgado , con habitos blancos con encaje , azotado a veces por el viento pero firme en sus sentires.
Gracias por transportarme a mi niñez.
Cariños

Abuela Ciber dijo...

La risa franca y leal del Santo Padre lo dice todo.

isol dijo...

Hola María Jesús tienes un regalito en mi blog yo ama de casa!

maria jesus dijo...

Rich, Adriana, Patzarela. Si, estoy de acuerdo, pero hoy día los niños pasan mas tiempo en el colegio que en sus casas.
Ana, muchas gracias, ya lo he hecho.

Hilda e Isol. Muchisimas gracias por el premio. Me mimais.
A todos muchas gracias por vuestra visita y vuestros comentarios. He estado fuera y no he podido contestar ni escribir, pero me encanta que vosotros lo hagais. Un saludo cariñoso a todos