sábado, 8 de marzo de 2008

Día de la Mujer

Se ha montado una buena porque en Granada, la Asociacion Universitaria Alfaguara, cercana al Opus Dei según dice el articulista y será verdad, va a dar un curso de, llamesmolo "enseñanzas del hogar",y el personal, que está a la que salta, se ha desmelenado ante semejante insulto a la dignidad de las mujeres.!Mira que enseñarles nutrición, costura, cocina! !Que barbaridad! !en pleno siglo XXI!.!!!Y con dinero del Ayuntamiento!!!!!.

Y digo yo ¿que tiene de malo que enseñen eso a las universitarias? ¿es que ser ama de casa es algo indigno? ¿en el siglo XXI no hay que cocinar? ¿ a las abogadas no se les caen los botones?

Yo, de recien casada, hubiera agradecido que me hubieran dado un curso de esos y cuando me quedé embarazada pagué por hacer un cursillo donde me enseñaron a hacer papillas, bañar bebes y colocar pañales, que entonces no había dodotis.Mi marido no lo hizo, trabajaba 12 horas diarias, así que yo se lo enseñaba.

La idea me parece magnifica. Hoy los estudiantes prefieren compartir piso, a las residencias universitarias y si saben cocinar se alimentaran mejor que comiendo hamburguesas y viviran en mejores condiciones que si no saben desenvolverse autonomamente. Que todas las madres conocemos esas vueltas de viajes o esas venidas de vacaciones con la clasificación de "ropa para lavar", "ropa para coser" y esos "mamá, estos tuper de ración son para que me vayas congelando de la comida que hagas", o no?

Me gustaría que las mujeres de los periodistas y los políticos que se han rasgado las vestiduras por este curso, me contaran que dijeron al llegar a su casa--"Espera que me calme del sofoco y ahora pongo la comida"- o-"Fulanita,¿que hay de comer?. Que esa es otra.

El Ayuntamiento (que es del PP) ha dado 1000 euros para subvencionar la página web de la Organización, que no tiene nada de machista,y la ha subvencionado como lo ha hecho con otras mil de todo tipo; y vamos, 1000 euros no creo que le haya desequilibrado el presupuesto.

En realidad, yo creo que lo que les fastidia, es que la gente "cercana al Opus" hagan cosas y les salga bien y a la gente le guste y saque provecho de ello y de paso vean la diferencia de organización, ambiente, estilo y competencia, y si se equivocan ( a lo mejor debieron decir que el curso era para mujeres y mujeros, perdon, hombres) es porque hacen cosas; que cuando simplemente se está a verlas venir, lo dificil es equivocarse.

7 comentarios:

Alemamá dijo...

Tener los conocimientos tradicionales no son una exclusividad de las mujeres, pero ¿qué de malo tiene que nos queramos perfeccionar en algo tan gratificante como atender personalmente a nuestras familias y hogares y no pagar por lo que nosotras hacemos mejor porque lo hacemos con amor?
Hay que ver, y se llaman liberales y tolerantes.....

Hilda dijo...

Ma. de Jesús, a pesar de ser soltera me toca ser ama de casa (además de dar consulta médica y clases en secundaria) desde que mamá enfermó y aunque ella me enseñó muchas cosas creeme que un curso de estos no me hubiera sido tan inútil.
Atender una casa es algo que necesita practica y si tienes una buena teoría sería excelente. Nadie nos enseña a ser padres pero tampoco a ser buenas amas de casa. Además hay quienes nos gusta hacerlo y no pagar a otros como bien comenta Alemamá.
A mí lo que me parecería insultante es que se piense que la mujer es solo casa y que eso fuera sinónimo de sirvienta porque no es así, ama de casa es una profesión tan respetable como otras, aunque con estos tiempos difíciles no es tan fácil ejercerla. Y sí, por supuesto les faltó decir que el curso debiera ser también para hombres.
A mí muy particular juicio, en estas épocas, ambos integrantes del matrimonio deben estar a cargo de hogar, trabajo y educación de hijos.
Saludos. Hilda

icue dijo...

Son unos obsesivos, no les interesa lo positivo, quieren ir a lo suyo, la dignidad de la mujer está por encima de tantas necedades, son seres humanos con la misma categoria haga lo que haga, medicina, abogacia, enseñanza o cocina, todas son hijas de Dios
Con afecto

Laurita dijo...

A esta clase de cursos deberíamos asistir todos. Yo me las tuve que arreglar desde muy niña para sacar adelante mi casa, mis estudios y a mi hermano pequeño, porque mis padres trabajaban de 9 a 10 horas al día, 6 días a la semana. Luego todo eso me ha servido en mi vida universitaria y después, cuando me independicé. No creo que impartir un curso de estas características sea denigrante para la mujer ni para nadie. No estoy cercana al Opus ni comparto la mayor parte de sus presupuestos; soy de izquierdas pero tampoco apruebo esta clase de atropellos.

Sería estupendo que en los colegios impusieran como asignatura obligatoria "labores del hogar" igual que se ve en algunas series americanas. La calidad de vida de la juventud que vive independientemente mejoraría mucho.

teka dijo...

me encanta tu entrada...lei la noticia en el periódico y me hizo pensar y todo lo qu pensé está magnificamente expresado en este post!

zocadiz dijo...

Maria Jesus:
Siempre me he considerado feminista, pero no radical, no de aquellas que buscan la plena IGUALDAD entre hombres y mujeres, haciendo de la mujer un MACHO, un ente "hombruno" sin identidad.
Estoy de acuerdo que el curso del que platicas no denigra sino que enriquece la relación Hombre-Mujer. Porque una relación se enriquece en la medida que una de las dos partes tiene más contenido que aportar.
Saludos,
Nos estamos leyendo.
PD. Rol es canción. Es un término empleado en México.

veronica dijo...

Hola Ma Jesús, ¿sabes lo que más debería molestarnos? Pues que exista un "dia de la mujer" !¿Porque no hay una día del hombre? Estamos un poco cansadas de tanta discriminación positiva y habría que manifestarlo. No a las cuotas de paridad si no son por méritos propios, no a los "favores" no pedidos ni a las ayudas no solicitadas; son caramelos envenenados que desvían la atención de los problemas reales. Las mujeres sólo necesitamos igualdad ante la ley y la posibilidad real de elegir-una vez formadas- lo que deseamos ser. Amas de casa o trabajadoras fuera de ella (que no excluye también dentro!)son opciones igualmente dignas, y es magnífico ofrecer en ese campo una adecuada formación, para quien lo pueda escoger. El otro día un técnico de nuestra edad, o sea abuelo ,refería con nostalgia como él no había podido disfrutar de la infancia de sus hijos porque estaba mal visto que un hombre cambiara los pañales o paseara a un bébé y expresaba una sana envidia por sus yernos que habían sabido compartir esas tareas tan gratificantes. Bravo por los hombres de hoy que realmente conviven con su familia y no se limitan a traer un sueldo a casa!!