miércoles, 18 de marzo de 2009

Padres






Mañana es San José, el padre de Jesús, el santo desconocido, tan desconocido que yo me pregunto ¿como se sintió cuando supo que María estaba embarazada? ¿Y cuando le dijeron que tenía que hacerse cargo de Dios hecho hombre? ¿y cuando tuvo que dejar su casa, su familia, su taller y salir zumbando para Egipto? ¿conocía el idioma de los egipcios? ¿como trataban estos a los emigrantes? y sobre todo ¿ sintió agobio cuando tuvo la responsabilidad de mandar a Jesús, que era Dios y a María, concebida sin pecado, él, que era un hombre corriente, sujeto al pecado original?.



Lo que está claro es que es un hombre capaz de comprender cualquier situación y de ponerse en el lugar de cualquiera.




En este país tan laico, le han nombrado patrono de los padres, y está muy bien, porque hoy día los padres necesitan mucha ayuda.


.


Yo, que soy madre de hombres y mujeres, me he puesto a pensar en los padres de los niños que quieren abortar, ¿alguien los ha tenido en cuenta? Los pro-abortistas dicen defender los derechos de las mujeres, la Iglesia le quiere dar voz a los que no la tienen (los nasciturus) y ayuda a las madres, los que están contra el aborto defienden a los niños; y de los padres ¿que?, ¿quien se ocupa?.


.


¿Es que no tienen derechos ni responsabilidad en el tema? ¿Cuantos hay que querrían hacerse cargo de sus hijos? ¿Cuantos ni se enteran de que van a tener un hijo? ¿Que pasa si el padre quiere que nazca y la madre no?.


.


En esta locura que estamos viviendo,San José puede poner cordura, puede interceder por unos y otros, padres y niños. No olvidemos que es de una época en que los hijos respetaban y obedecían a sus padres.


.


Podíamos pedírselo.


http://www.devocionario.com/jose/oraciones_1.html



12 comentarios:

Carlos dijo...

Me has emocionado con tu post, para mi mañana será un día triste porque desde hace unos meses nos falta mi padre, nos queda recordar todos y cada uno de los momentos vividos con el, la profunda huella que ha dejado en nuestro corazón y saber que en el cielo hay alguien que intercede por nosotros.

Boo dijo...

¡Qué razón tienes! ¡qué olvidados están los padres! para lo bueno y para lo malo

Luis y Mª Jesús dijo...

Me parece una idea estupenda.
Hace unos días el padre de un niño que iba a ser abortado y sus padres (los abuelos paternos)pedían a la chica que no abortase, ofrecían hacerse cargo del niño. La chica no lo tenía claro pero la madre de la joven exigía a su hija que abortase.
Me imagino el dolor de ese padre.
Un beso
María jesús

Salvador Pérez Alayón dijo...

Nos falta tranquilidad y tiempo, mejor, tiempo quizás no, porque igual perdemos mucho en cosas superfluas, para reflexionar y pararnos a meditar y observar muchas cosas. Como tú muy bien dices, San Jose fue un gran hombre. Primero, creyente que, sin conocer a su HIJO, DIOS Y HOMBRE verdadero, supo y entendió hacer y cumplir lo que JESÚS después nos enseñara: cumplir la Voluntad de su PADR DIOS. San José lo hizo aceptando a María, ya en cinta, ante la humillación y vergüenza que eso podía suponer en su tiempo y entorno. Gran lección nos da San José.
En la otra cara, también me pregunto que al hablar de derechos, sobre todo referido al aborto: ¿por qué las mujeres, tanto que reclaman, olvidan que ese hijo que llevan dentro también tiene un padre que tiene parte cooperadora en su creación? Para unas cosas su cuerpo le sirve de reclamo para exigir hacer lo que ellas decidan, pero para otras cosas exigen que los hombres se pongan en su situación y piden igualdad. Sí somos iguales también hay que aceptar los derechos que los padres tienen ante sus hijos. Es un tema que se ha tocado poco, y creo que, por un lado, los hombres se miran para otro lado, y por otro, las mujeres piensan en ellas solas.
Un abrazo.

AleMamá dijo...

Yo lo he pensado muchas veces y hay asociaciones de ellos: padres que claman por sus hijos, generalmente con poco éxito.
San José, ruega por este loco mundo.

Luisa dijo...

Los hombres deben cuidar de su responsabilidad paterna en el mismo momento en que se acuestan con una mujer.Porque los preservativos se rompen.Porque muchas veces no los usan.Y de pronto se engendra una nueva vida y se preguntan cómo ha podido ser.
Desde luego a San José tenemos que "martillearle" en el mejor de los sentidos.

Mamarracho dijo...

Holaaa María muy lindo tu blog, te sigo leyendo

Zinquirilla dijo...

Hola María Jeús, soy muy literal y no pillo tu comentario. Mi post del día del padre es en tono friki, espero que no resulte ofensivo.

Saludos.

Fran dijo...

Muchos hombres no quieren saber nada o inducen a la mujer a abortar. Pero seguro que muchísimos querrían tener a su hijo y no les dan oportunidad.
Ellos también tienen derecho a decidir. Qué mundo complicado y cruel.

Fernando dijo...

María Jesús, tu post me ha conmovido, quizá porque me ha recordado un caso horrible que leí hace varios años: un señor que se separa de su esposa, al poco ella le dice que está embarazada (de él) pero que, como ya no se quieren, va a abortar. El pobre hombre hizo todo lo que pudo para impedirlo, hasta denunciarla, pero al final ella mató al niño. Creo que si te pasa algo así te puedes volver loco y no perdonar jamás a esa mujer. Por eso, tu post me lo ha recordado: ¿quién vela por los derechos del padre, en toda esta bronca?

zocadiz dijo...

Me parece super buena la reflexión. En realidad a ellos no se les considera y debería...
En México a San José también se le encomienda todo lo referente al trabajo.

Hilda dijo...

excelente post y muchas mujeres se quejan de lo "poco hombres" que son algunos y ellas mismas excluyen a los hombres de su responsabilidad, como si fuesen solo donantes de espermas. Buena falta que hace San José nos eche una manita a este mundo. Saludos cariñosos. Hilda