miércoles, 24 de noviembre de 2010




Estaba en el aeropuerto esperando y desesperando, y me fijé en un grupo de chicas de unos veinte años, con globos y maquinas de fotos, cada una llevaba la suya, parecían estar pasándolo muy bien.

De pronto, se abren las puertas....y empiezan todas a saltar y a pegar gritos histéricos, una cosa así como ¡¡¡YIIIIIII!!!, saltan la barrera metálica y de abalanzan sobre tres chicos, mal peinados, mal vestidos y muy sonrientes, es decir, normales. Como locas se pelean por ponerse al lado de ellos y con su propia cámara hacer una foto; la gente no podía salir, los de seguridad no decían nada, solo sonreían; ellas les besaban, les abrazaban , les empujaban y los chicos...los chicos, los pobres, hacían los que podían.

Al final consiguieron irse, quedaron unas cuantas chicas, se enseñaban unas a otras las fotos, cada vez que las veían saltaban con risa nerviosa, les pregunté
.-¿Quienes eran?
.-¡¡¡LOS MACFLAY, LOS MACFLAY, LOS MACFLAY!!!

4 comentarios:

AleMamá dijo...

Qué vieja esamos, amiga.....no los conozco para nada, pero ahora me entero.

Besos

Gabriela dijo...

Cuando vi McFly, solamente pude pensar en Marty McFly, de Volver al futuro.
Como dice AleMamá, tampoco los conozco. Ni en pelea de perros, como decimos por estos barrios peruanos.

Javier Martinez V. dijo...

No solo estoy ¡bien viejo! sino que hasta desactualizado. Si alguien me menciona McFly pensaria que es una marca de camisa... Ufff

Un gran abrazo.

Fernando dijo...

Peor fue lo mío, María Jesús, pasé una noche por delante del Palace un día que había en Madrid uno de los conciertos de los premios Music TV. Allí había una multitud de chicas como la que tú describes que de repente empezaron a gritar, del hotel salía un grupito de gentuza, con sus melenas y sus gafas de sol, que se subieron a unos coches de lujo tras saludar con la mano, camino del concierto.

Tuve un gran ataque de envidia, claro.