domingo, 19 de septiembre de 2010

Viaje del Papa a Inglaterra



Oh Jesús, ayúdame a esparcir tu fragancia dondequiera que vaya.

Inunda mi alma de tu espíritu y vida.



Penétrame y aduéñate tan por completo de mí, que toda mi vida sea una irradiación de la tuya.



Ilumina por mi medio y de tal manera toma posesión de mí, que cada alma con la que yo entre en contacto pueda sentir tu presencia en mi alma.



Que al verme no me vea a mí, sino a Tí en mí. Permanece en mí.

Así resplandeceré con tu mismo resplandor, y que mi resplandor sirva de luz para los demás.



Mi luz toda de Tí vendrá, Jesús: ni el más leve rayo será mío. Será Tú el que iluminarás a otros por mi medio.



Sugiéreme la alabanza que más te agrada, iluminando a otros a mi alrededor.



Que no te pregono con palabras sino con mi ejemplo, con el influjo de lo que yo lleve a cabo, con el destello visible del amor, que mi corazón saca de Tí. ¡Amén!



Cardenal Newman




http://es.catholic.net/laiglesiahoy/mundoarticulo.phtml?consecutivo=36419

4 comentarios:

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

Bellisima oracion Maria.Cariños.

hna. josefina dijo...

¡Muchísimas gracias! Me encantaron los videos.
Un abrazo.

Angelo dijo...

Me alegro con toda la Iglesia del éxito de la visita. Todos sus discursos están llenos de bellas reflexiones, que no podemos dejar pasar. Gracias por tu entrada.Besos

Yuria dijo...

Muy bueno el video, pero que bien se encuentra el papa todavía y qué bien ha estado en su discurso. Fíjate en el final, sobre la "Empresa" del mundo.
Gracias por acercárnoslo.
(El segundo video me queda pendiente para otro momento).

Un abrazo.