martes, 21 de abril de 2009

Comida basura


No se porqué llaman comida basura a algo que lleva, o debería llevar, tomate, lechuga, queso, carne picada y pan; algo de basura llevará, y no lo dicen, porque, la verdad, es que las de las hamburgueserias están mucho mas ricas que las que se hacen en casa y es que las porquerías suelen estar riquisimas.
.
Y al hilo de esto, he descubierto que si coges vinagre de Módena y lo dejas hervir hasta que se queda como un jarabe espeso, tienes un menjunge "de pecado" para aliñar las ensaladas.
.
A lo que voy, creo que se exagera, sobre todo culpándola de la obesidad infantil, más culpa de ella tienen, creo yo, los fines de semana en centros comerciales, la nintendo, la tele y demás vicios sedentarios.
.
Recuerdo que, cuando mis hijos medianos tenían seis o siete años, vino a ayudarme, unas vacaciones, una señora de una pedanía de Murcia con su hijo, de la misma edad que los mios; lo trajo porque, según ella, el niño comía muy mal y quería vigilarlo. El niño no era inapetente, comía a todas horas lo que le gustaba, y dejaba la comida "seria". Vamos, que a la una decía "mama quieo kiskis" y la madre le daba un tazón de cereales que como para comer lentejas a las dos y media.
.
Los mios, cuando vieron el panorama, se apuntaron rápidamente, y no me quedó más remedio que intervenir:
.
-.Mire, a su hijo dele lo que crea conveniente, pero los mios tienen que comerse la verdura y la carne por decreto, así que no les de nada entre horas.
.
Me miró con los ojos desorbitados de espanto.
.
-¡Señora, como no les voy a dar comida si me la piden! En habiendo....
.
Eran diez días y no tenía ganas de discutir, los niños comieron verdura, carne, pescado, lentejas....aderezadas con bocadillos de patatas fritas, cereales con jamón de york, queso con aceitunas y todo lo que se le apeteció al niño invitado.
.
Y no engordaron ni un gramo, porque estaban todo el día en la playa, o montando en bici, jugando al fútbol, o haciendo carreras de olimpiadas con los pijamas como chandals
.
Es decir, llevaban vida de niños.

20 comentarios:

teka dijo...

ayer me tome dos de esas hamburguesas!y aunque no voy a hacer un alarde de la comida basura...qué bien me sentaron.
un saludo

Abuela Ciber dijo...

Es todo un tema.
Tal vez es el pan que llevan las papas fritas (anda a saber con que aceite y la soda que acompaña inflaman cualquier intestino.

En cuanto a lo que comentas de la poca movilidad de los niños, me apunto de lleno, es más fácil dejarlos jugando con el pc que vigilarlos cuando juegan realmente al aire libre o llevarlos al gimnasio para su esparcimiento.

Tal vez la vida moderna lleva a esto, actualmente las mamis trabajan y no tienen tanto tiempo libre como antes.

I no olvidemos que las comidas envasadas para frizer que veo llevar en cantidades asombrosas en los carritos, llevan todo tipo de aditivos.

Pero como tu, gracias a Dios mis nueras les proporcionan verduras, frutas , carnes, y lácteos y ninguno de los nietos son obesos.

Fue grato leerte y compartir.

Cariños

Nataly dijo...

Seguramente tus hijos tienen una muy buena genetica, por eso jamas engordaron...yo amo las hambuerguesas, lastima que aca en Ushuaia no existan los lugares de comidas rapidas!!!

Besitos.

zocadiz dijo...

Exacto... la raíz de todo está en hacer ejercicio... y dependiendo de tu actividad física comerás o no comerás...
me suena muy familiar, tengo unos sobrinos idénticos "mamá quiero esto..." y ahi va la mamá a dárselos...

Sinretorno dijo...

Muy bueno su blog y que cantidad de seguidores...a ver si me linka jajaja, haga lo que quiera.

Guerrera de la LUZ dijo...

Clarooo¡ un niño que vive como un niño no tiene por qué engordar, está claro.

Besos.

INÉS dijo...

La comida ordenada y el ejercicio físico son el secreto.
La comida basura no es para todos los días pero no creo que sea la causa de todos nuestros males.
Los niños niños, los mayores para educarlos no solo para pasarlo bien con ellos.

Ana dijo...

Todo muy lindo, todo muy lindo, pero ponés semejante foto cuando yo aún no almorcé!

Al final, con amigos como vos, quién necesita enemigos... =p

Carlos dijo...

No me gustan las hamburguesas, aunque lamentablemente si otras "basuras" como la bollería industrial, es un vicio...

SOL dijo...

Ultimamente tambien estoy en un cambio en miforma de comer.. tambien me dije basta de comida basura, de conservantes, de enlatados, de embutidos!!!
Pero Dios.. porque seran tan ricas esas hamburguesas a las cuales les dicen comida basura???
Creo que de vez en cuando.. seguire consumiendolas!!!
Besos cielo, llenos de luz para ti..

Luisa dijo...

"...llevaban vida de niños"
Si es que ahora viven unas adulteces...

Carla dijo...

Me encanto tu post... muy interesante, y para pensar un poco.
A los niños no les va a venir mal un cholcolata, hay que combinar y todos contentos

Cecy dijo...

Tengo que confesar que me encantan, las como debes en cuando porque tengo una dieta bastante sana y balanceada por elección.
Pero cuando puedo me doy un atracon de aquellos.

Besos.

Lola dijo...

Es muy cierto todo lo que decís.
Incluso con tanta "comida chatarra" es más sano que los chicos la comieran y se movieran que coman zanahorias y lechuga todo el día y no salgan de la compu o de la play.
Yo también confieso que me encantan, no sólo las hamburguesas de cadenas de fast food (y por fin encuentro a alguien que coincide conmigo en que las hechas en casa no salen tan ricas!) sino cantidad de otros alimentos que no se los considera tan saludables.
Voy a averiguar si acá hay vinagre de módena o si le decimos de otra forma, porque me tentó mucho (además el vinagre no engorda, ya que veníamos hablando de eso!)
Además de todo, los hermosos recuerdos que quedan de ese tipo de vacaciones.
Si bien a un chico hoy en día le das a elegir entre ir a andar en bici o quedarse jugando con la compu en general eligen esto último, si lo alentas o incluso obligas a hacer lo primero seguro lo disfruta más.
Pasa que en general nadie se ocupa de eso y todos caemos en el facilismo.
Al margen, hoy te salvaste porque YA me voy a comer y aunque no sea esa hamburguesa es comida rica, que sino iba a sufrir mucho!

Besos!

eligelavida dijo...

¡Qué razón tienes! Claro que si los tuyos no engordaron, sería porque hacían vida de niños… de otra época.

eligelavida dijo...

Por cierto, el vídeo es… una maravilla!

Fran dijo...

Pues yo me pirro por las hamburguesas con su pepinillo, lechuga…todos sus ingredientes típicos. No estoy en contra, porque, si está bien hecha, no tiene por qué ser perjudicial, hasta lleva verdura y cebolla cruda, con lo buena que es. A mí, en realidad, me parece un alimento muy completo. La cosa es no estar comiendo siempre lo mismo como parece que hacen algunos.

Zinquirilla dijo...

Yo siempre me he preguntado cómo sacian tanto, anque no soy muy fan de hamburguesas, me pierden más las pizzas :p

Hilda dijo...

totalmente de acuerdo!!! el quid está en comer de acuerdo a la actividad que se realiza, hacer ejercicio y en comer equilibradamente. Cuando fui a Europa, pasé 18 días comiendo hamburguesas y pizzas y no subí ni un gramito!! al contrario regresé flaquita!! y es que me la pasaba caminando todo el santo día.

Además la hamburguesa es un alimento que contiene varios grupos de alimentos:

-carne y queso (origen animal)
-pan (cereales)
-jitomate, lechuga (verdura)
-cebolla (tubérculo)

Aquí repito, el quid está en no abusar de la comida, comer equilibradamente y hacer ejercicio.

Saludos cariñosos.

Luis y Mª Jesús dijo...

En casa, afortunadamente, comemos muy bien y de todo, pero cuando salimos una de mis comidas preferidas es el big mac. Debe ser una ventaja de familia numerosa. Me he acostumbrado a hamburgueserias porque a sitios caros no puedo ir sin remordimiento. Tiene además la ventaja de que no encuentro a nadie del trabajo.
En este último viaje fuimos a un bar del puerto de San Sebastián en donde comimos al aire libre (fresquito) con servilletas de papel y repartiendonos el un único plato para cada uno. Todo muy normal y campero, menos el precio. Optamos por sardinas, ensalada... mirando la carta, el problema fue la cantidad; cada sardina salía a más de un euro.
También encontramos un mesón dentro de la ciudad donde comimos bien y barato.
Un beso