miércoles, 29 de octubre de 2014

El chocolate

 
 
 
Para mi , el chocolate es al cuerpo lo que la música al alma, un placer.
 
No hay ningún alimento que me guste más que el chocolate. Ha sido mi merienda durante años. De niña, dos onzas de chocolate con pan,( tenían que ser dos, no una ni tres, vete a saber por que), durante todo el año menos los viernes de cuaresma, que se merendaba bocadillo de membrillo o de queso y se hacía el sacrificio de no comer chocolate.
 
Me gusta de cualquier clase , 80% de cacao , con leche, blanco, como sea, y me apetece a cualquier hora del día. Mi problema es que cuando empiezo no se terminar, se termina antes la tableta que mis ganas.
 
Y he tenido que sufrir muchas críticas por ello; admito que lo mío es vicio, pero la mala fama que durante años le ha perseguido,( que si engorda, que si es irritativo, que si yo que se que), es injusta, por lo pronto, es de los pocos alimentos que quedan con magnesio.
 
Y ahora, para callar bocas, se ha descubierto que tiene epicatequina, un flavonol neuroprotector, que revierte las pérdidas de memoria asociadas a la edad. Un estudio dirigido por el premio nóbel Eric Kandel y publicado en la prestigiosa revista Nature Neuroscience.
 
Dicen que comiendo chocolate no se puede alcanzar la cantidad de epicatequina necesaria, que habrá que esperar a que hagan píldoras. Apuesto a que yo si soy capaz. Me voy a empezar...
 
 


.

11 comentarios:

Luisa dijo...

Te veo capaz de alcanzar los niveles y superarlos, mira que eres...y claro, además de ponerte a ello, nos incitas a los demás...¡ay del que escandalizare...!

Yo no recuerdo el número...el de onzas en mi bocata, pero era un gustazo y si el pan llevaba mantequilla era lo más...

Qué de recuerdos y qué apetito se me ha despertado.

Deberías estar prohibida :)

Besos, muchos

Gabriela dijo...

Es que no hay comparación con el chocolate. Es una delicia y creo que al pobre le han hecho mala fama. ¡Que viva el chocolate!

Fernando dijo...

Jejeje, a ver si lo logras.

Para mí el chocolate es anti-depresivo. No sé qué componente tendrá, pero si un día estoy triste o melancólico me basta con ir al súper, comprar una barrita y comérmela hasta la última miga. De inmediato mi día se llena de luz.

Por eso intento no abusar, claro.

María jesus dijo...

Luisa, no me acordaba del pan con mantequilla y chocolate y me lo acabas de recordar.

Voy a recuperar el tiempo perdido

María jesus dijo...

Efectivamente Gabriela ¡ Viva el chocolate!

María jesus dijo...

Fernando, debe ser el magnesio, pero sea lo que sea, levantar el ánimo es una de sus propiedades

PEPE LASALA dijo...

No conocía tanto sobre el chocolate María Jesús, pero es realmente un placer que me recuerda a mi niñez, sobretodo el de "La Campana". Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.
@Pepe_Lasala

sunsi dijo...

Tomo nota de todo, M. Jesús. Y, si me lo permites, añado que es un buen recaptador de serotonina. Fantástico para los bajones de ánimo. Un placer leerte.

maria jesus dijo...

Pepe, ¿La Campana de Elgorriaga?

Otro abrazo para ti

maria jesus dijo...

Sunsi, gracias por tu visita. Un abrazo

Hilda dijo...

a mí me regalan muchos chocolates y por lo del colesterol (no siempre me regalan chocolate amargo) lo voy comiendo de a poquitos, amo el chocolate!!