miércoles, 2 de febrero de 2011

Frases

Hay frases que van unidas al hecho de ser madre, como si fueran genéticas, todas hemos dicho alguna vez " es la primera vez que me siento en el día" o "¿te crees que el dinero crece en los arboles?" o " no hace falta que te maquilles, con la falda que llevas nadie te va a mirar la cara". Yo las he dicho, como cualquier madre que se precie, sin embargo, hay una que a mí me la han dicho , que yo jamás  repetí y que ahora mis hijas se la dicen a mis nietos:
"Con la cantidad de niños que se mueren de hambre, y tu dejandote los garbanzos"
¿Me puede alguien explicar en que beneficia al pobre niño hambriento que uno se atocine de garbanzos?
Pertenezco a una generación que se tenía que comer lo que le ponían delante y la cantidad que decidía el que servía y yo tenía una madre que pensaba que mi estómago era elástico.

Una vez dije que con mucho gusto le cedía mis lerntejas al pobre negrito,  y me la gané por contestona.

Entendería dejar de comer y dar el dinero para remediar en algo el hambre de los demás, como el día del ayuno voluntario, ¿ pero, ponerse como una boa?
Odio la frasecita

16 comentarios:

Fernando dijo...

La frase es importante, María Jesús, se trata de hacer ver al niño que mientras a él le sobra eso a otros muchos les falta lo más elemental. Igual se podría decir con los jugetes o con la ropa.

Dicho esto, me parece que es muy importante la disciplina en la alimentación, en mi casa hubiera sido impensable que nos dejáramos un solo guisante. El espéctaculo de un niño, en el restaurante, dejando en el plato la mitad de la comida es para mí horroroso.

Maria Jesus dijo...

Efectivamente Fernando, llevas razón y además hay que acostum,brarse a comer de todo, te guste o no. Pero yo me refería a la obligación de comer, aunque no te quepa nada más. Sería mejor poner una cantidad razonable y repetir si se tiene más apetito.

Otro sitio en el que deberian revisar las cantidades es en los restaurantes, o son ínfimas o mastodonticas.

El problema es cuando, a fuerza de obligar a comer, se dilata el estómago de los niños

YO MISMO dijo...

Gracias Maria Jesus, por recordarme las frases que nos aplicaban nuestras madres, cuantas noches me habré comido lo que deje al mediodia, con un martillo me aplicaban eso de... ¡¡Estas son lentejas, si quieres las comes y sino las dejas!!.
Saludos desde Ceuta.

AleMamá dijo...

Sí, por acá se han usado por generaciones, incluyendo la que no te gusta, que yo también la digo, pero en el sentido de ser agradecidos por la comida, que no hay que darla por descontado.

Lo de las cantidades, es todo un tema. No puedo poner la fuente así como así, pues tengo uno que dejaría de vegetarianos a todos los demás mientras él se muere de hígado graso y otros males asociados a la ingesta de producrtos cárneos.

Besos

Gabriela dijo...

Yo también he oído eso del hambre de los niños de África. Lo que no entiendo es el afán de embutir comida a los niños. Comer debe ser un placcer y jamás un momento de tensión.
Saludos.

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

(¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)
*`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´
¤ º° ¤`•.¸.•´ ¤ °º ¤
¡ Me has hecho recordar frases de mi infancia ¡ Cariños.

Angelo dijo...

¿Porqé será que cuando me lo decían, no me afectaba en nada? no podía imaginarme niños con necesidades y las fotos que veía, me parecía algo de otro mundo. Ahora intento transmitir a mis hijos esa sensibilidad que entonces me faltaba, y creo que hay que implicarlos enpezando por ser generosos con los que se tiene cerca. Si están pendientes de las necesidades de los que ven, podrán entender mejor lo que significa, las renuncias y las entregas.

Fran dijo...

Yo comía poco y siempre tenía algún destacado de la familia insistiendo para que comiera. No solo mi madre, mi abuela, mi tío ¡todos! Encima te hacían responsable de los males de la humanidad. Porque la realidad es que se dicen esas cosas más por acabar de una vez que por hacernos más humanitarios.

Miriam dijo...

Me contaba mi madre que mi abuelo, una persona buenísima y muy sabia, solo tenía una "manía" pro la que no pasaba. No aguantaba que tiraran la comida a la basura, ni los trozos de pan sobrantes. Todo podía ser reciclado El habia pasado hambre, hambre de verdad en la guerra.
Claro que la comida actual no sustituía a la que no tenian antes. La idea era aprender a apreciar a valorar lo que tenian en ese momento
Imagino que los tiros van por ahí
Gracias por la entrada

tia elsa dijo...

jaja! si tienes toda la razón, que tiene que ver, uno come hasta lo que apetece, dejar la comida no va a calmar el hambre de nadie a no ser que se la den a comer. Bueno pero son frases que se dicen para enseñar a valorar el alimento, no del todo afortunadas, claro está. Besos tía Elsa.

Terly dijo...

Los que nacimos y vivimos la posguerra y la pertinaz sequía (me refiero al año que se denominó del hambre y consecutivos)creo que pocas veces tuvieron que decirnos la frasecita. Si había bellotas, comíamos bellotas, si los padres habían conseguido un poco de arroz, comíamos arroz.
Seguramente en otros países que en esas fechas estaban mejor que el nuestro, se lo dirían a los niños refiriéndose a nosotros. Yo espero que esto nunca nos vuelva a suceder.
Gracias por tus comentarios, María Jesús. Tienes razón por error publiqué una entrada que aún no le correspondía y la retiré. Será la próxima a publicar.
Un beso.

Militos dijo...

A mi no hacía falta que nadie me obligase a comer, lo malo fue cuando tuve que ponerme a dieta porque llegó la moda de la delgadez...
Odio las frases hechas, lo único que repito cuando logro sentarme es: Ay Dios mío!!

He hecho un huequito, querida, para venir a darte las gracias por los buenos resultados de tus oraciones y buenos deseos, Estoy feliz, sobre todo cuando veo la cara de mi niña mirando a su niña.

Besitos

Josefa dijo...

Tambien yo sé de esa frase y a veces la he repetido. la intención era que se valorara lo que teniamos.
Muy buena entrada. Me ha gustado.
Un beso.
P.D. Gracias por tu visita y comentario.

Marta´s Kitchen dijo...

jajajaja Maria Jesus, lo de los niños que se meuren de hambre...madre mia1 Frita me traian a mi tambien con eso!!!

yo no lo aplico ni loca....que tortura!

Anónimo dijo...

hay frases que decimos sin sabre su procedencia y repetimos generación tras generación sin pararnos a pensar

Tiago dijo...

No sirve de nada, el pobre chico se termina sintiendo culpable de no tener hambre. Porque qué tienen que ver los desnutridos de Africa (que el nene ni sabe dónde queda) con que él se coma o no los garbanzos.
Todos nos equivocamos y nos salen esas frases de default, es dificil evitarlas.
Me acuerdo una vez que no me quería comer la comida y justo vino mi hermana a mi casa y se pidió un delivery de comida para ella, y mi nene prefirió comer de lo de ella y no de lo mío, lo cagué a pedos al pobre, como si entendiera que lo que estaba haciendo era odioso hacia mi.
A la noche mi mujer me cagó a pedos a mi y terminé sintiendome culpable, peleado con la jermu y reconociendo que lo que había cocinado era absolutamente hediondo, jaja
Saludos