domingo, 19 de diciembre de 2010

Cosas que ya no existen

Es una ciudad pequeña, andaluza, treinta km de perímetro más o menos, el mar por todos lados menos por uno que es la frontera con Marruecos.Los que somos, o hemos vivido allí, hemos plantado en ella nuestras raíces, porque es un sitio tan especial que para comprenderlo hay que vivirlo.

Me cuentan que está preciosa, que han restaurado esto y lo otro, que han construido lo de más allá, que vaya a verla que merece la pena; pero yo hoy ando melancólica y me he puesto a pensar en las cosas que ya no existiran.

.-Si tanto han construido no se verá el mar desde todos lados, ni llegará el olor a salitre y brea con el viento de poniente.



.-Por las noches despejadas no se verán las ráfagas de luz del faro.

.-Las noches de niebla no se oirá la campana del puerto avisando a los barcos.

.-¿Se seguirán viendo las luces de Gibraltar a pesar de los terrenos ganados al mar por Cesar Manrique?

.-Ya no pondrán las barracas de madera, con los juguetes baratos y las figuritas de nacimiento en la Plaza de los Reyes, se han comido la mitad de la plaza.

.-No se si seguirán existiendo las terrazas de verano, con películas hasta las dos de la mañana.

Y muchas cosas más. Menos mal que no le pueden quitar las vistas del Estrecho de Gibraltar desde San Antonio, ni el cielo de ese azul profundo, ni el mar rizado por la espuma de los días de poniente, ni las ventoleras del levante ( allí siempre hace viento; hay un dicho: "en esta tierra indecente cuando no sopla el levante sopla el poniente", lo de indecente es para que rime) , ni las pavanas cogiendo peces, ni la convivencia entre cristianos, musulmanes, hindúes y judios.

Y, sobre todo, ya no viven allí tanta gente irrepetible que conocí.

9 comentarios:

AleMamá dijo...

Sí, amiga, es tiempo de nostalgias estas fechas.

Así como hay cosas que se han ido, las hay que llegan. ¡Bienvenidas sean!

Un abrazo.

PS: encomiéndame, que el martes me operan de una cosa en la garganta y es con anestesia total que es lo que me da susto siempre.

Maria Jesus dijo...

Por supuesto Alemama, no te preocupes, el martes es tuyo.Un abrazo

Javier Martinez V. dijo...

Con el tiempo todo cambia y con él se va parte de nuestra historia, de lo vivido con alegría o tristeza.

Un gran abrazo.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Sí ya que que es tarde , usted ya es la última por hoy jajaj!!
Felices Navidades y un buen año de felicidad para ustd y sus 9 hijos y nietos
Sor.Cecilia

ALMA dijo...

Este post se puede aplicar a mi barrio. Hasta no hace mucho tiempo, meses diría yo, desde la terraza de mi casa veía el Rio de la Plata. Hoy gracias a las edificaciones he perdido su vista que para mi era como empezar el día. Este Río color leon como lo han llamado, me decía si tenía color oscuro que hacia frio, si estaba como un espejo, calor o si estaba color leon, que habia viento.

QUe pena me da que en post del progreso, se pierdan estas cosas, aunque seguramente lleguen otras tal vez mejores


Buena semana

Fernando dijo...

Haces bien en no volver, María Jesús, cuando volvemos a sitios que fueron importantes para nosotros y los han cambiado es como si nos robaran parte de nuestro pasado, de nuestros recuerdos.

Lo peor, desde luego, lo que dices en la última frase: la gente que vivía y que ya no está allí.

Gabriela dijo...

Ese es el lamentable precio del progreso... al menos, eso dicen.

Miriam dijo...

Pero el recuerdo que tienes, el que has escrito aquí, es encantador.
Me quedo con la ciudad de tu memoria
Gracias

Caballita dijo...

Querida Mª Jesus... quisiera entenderte, pero no puedo. Si en nuestra querida tierra no te queda nadie de familia... tal vez haga el esfuerzo y te entienda, ya que no verás a nadie de los tuyos. Yo cuando he vuelto a Madrid, ya no estaban mis abuelos... y cuando voy a Ceuta, ya no estan mis padres... pero estan mis hijos y mis amigos de toda la vida. Cuando se va de vacaciones a otra ciudad, tampoco vemos a nadie de nuestro pasado. El mar, sigue estando allí, el colegio de las monjas tambien, y habrá muchas más cosas que encontrarás de tu pasado... pero es que está tan bonita... ¡¡qué tú te la pierdes!! ¡¡¡Un beso fuerte y aprovecho para desearte Felices Fiestas!!!