domingo, 31 de octubre de 2010

Sueño


Que nadie me interprete mal, quiero mucho a mis hijos , me encantan las reuniones familiares y estar con ellos, pero, aún así, yo tenía un sueño que ya no podré realizar , del que me he acordado hoy y voy a compartir:


Le decía a mi marido que estaba cansada de casas de mujer legítima, llenas de literas ,ollas cuarteleras y otras ordinarieces; que tenía ganas de tener una casa de querida, pequeñita, lo justo, un dormitorio, un salón, un baño y una cocina ; un sitio donde la tapicería se eligiera porque era bonita, no por sufrida, los vasos fueran todos iguales, las camas estuvieran siempre hechas y antes de entrar a ducharse no hubiera que inspeccionar que no faltaba nada en la bañera. En fin, un sitio para nosotros solos.


Decidimos hacérnoslo en Granada, para que todo fuera perfecto, y cuando ya estábamos comprándolo, empezamos con que: " aquí pueden subir a esquiar " " podíamos traerlos en Semana Santa que aquí se vive mejor que en la playa ", "tu los echas de menos enseguida", etc.

Total, que compramos el piso de al lado, los unimos y venga de literas, sofás marrones y cocinas dobles.


Pero, ¿ a que hubiera sido bonito ?
P.D. Esta noche, noche de mochila. De los nervios estan los niños.http://comentandolotodo.blogspot.com/2009/10/la-mochila.html
.

10 comentarios:

AleMamá dijo...

La descripción de lo que llega a ser una casa para muchos, me ha hecho sonreir. Igual quelo de echarlos de menos de inmediato.En fin, será sacrificado, María Jesús, ¡pero qué lindo!

Un beso grande.

Javier Martinez V. dijo...

Las parejas siempre necesitan un espacio para ellos, lejos de los hijos y de todo el mundo, no por desamor sino porque se merecen un respiro despues de tantos años de dedicación familiar. Pero los hijos son los hijos y jamás se podrá sentirse bien en algún lugar sin pensar que ellos tambien podrian estar junto a uno.

Un gran abrazo.

Lola dijo...

Muchos cumplen ése sueño a la hora de jubilarse cuando todos los pollitos ya volaron lejos del nido.
Pero también es cierto que el matrimonio necesita sus espacios propios mientras para que cuando el nido quede vacío, no se miren mutuamente pensando "Y ahora??? quienes eramos nosotros?"

Angelo dijo...

Yo llevo soñando lo mismo desde hace unos cuantos años. Y espero que un día se hará realidad, aunque esperando seguiré soñando , porque dicen que cuando lo sueños se cumplen ya se están creando otros.
Un beso y feliz fiesta

Gabriela dijo...

Para que veas cómo, al final, tus hijos y la familia siguen siendo igual de importantes.
Muy lindo.

Militos dijo...

Ay Mª Jesús, me acabas de descubrir que yo debía tener ese mismo sueño y no me había dado cuenta ¡Precioso!
Pero aún hoy sigue siendo un sueño, a pesar de tener ya la tercera generación revolcándose por las camas.
Pero esto se va a acabar un día de estos...
Un beso grande, aún desde Cádiz

María Angélica dijo...

Me sacó una sonrisa tu relato, amiga, increible lo que uno sueña y lo que se puede lograr si se realiza...
Como puedes ver he vuelto al ruedo de la blogósfera....
Un abrazooooo....

Nodisparenalpianista dijo...

Juajuajua, me ha divertido mucho tu sueño!!!

Abuela Ciber dijo...

Ojalá algun día lo concretes.!!!!

Cariños y buen fin de semana.

tia elsa dijo...

Bueno cuando partan del nido podrás concretar ese sueño, pero te aseguro te saltará la nostalgia. Besos tía Elsa.