martes, 8 de julio de 2008

De vuelta



Despues de una semanita VIVIENDO, he vuelto a la vida diaria con bastantes pocas ganas, porque, no es que me moleste trabajar, trabajando gano dinero para poder permitirme una temporadita de VIDA, es que me molestan una serie de cosas que pesan sobre mí, porque sí, porque alguien lo ha decidido.


.


Por ejemplo: El día 20 termina el plazo del pago del IVA trimestral, y ahora todas las tardes estoy recolectando facturas, sumandolas en la calculadora, sacando porcentajes, dandome cuenta del paston que me cuesta todo, cogiendo unos berrinches descomunales, comiendo chocolate como una posesa para gratificarme... ¿Alguien le ha dicho al gobierno que yo quiero colaborar con ellos, recaudando y encima gratis?. Si tengo un asesor ¿alguien me da una subvención para pagarle?


.


No me digan, no solo no estoy de acuerdo con las prioridades que tienen, es que algunas me repugnan. Me acabo de enterar, parte de lo que llamo vivir es no enterarme de estas cosas, que, como decision estrella, van a ampliar el aborto; según ellos, para ponernos a nivel europeo avanzado, en inmoralidad y desvergüenza, digo yo.


.


Aquí se pone en huelga hasta los bomberos y las ambulancias, pero yo no puedo, yo recaudo por .... narices. Me pueden llevar a la carcel si no lo hago.
.
En fin, me voy a por un helado. ¿Podré pedirles indennización por obesidad?



.

15 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Espero que los aromas de una semana VIVIDA te acompañen para que tus días sean mas placenteros.
Cariños

Ana dijo...

Ahora con el helado, se te pasa todo... (por las dudas comprate dos)

riCh dijo...

Mi abuela decía: Leve que la vida es breve. Respira profundamente y acaba con ese helado! ¿Qué más dan un par de kilos de más?

Carlos dijo...

Bienvenida de tu vuelta de las vacaciones saludos.

am dijo...

Eso, con los helados todo se vuelve más dulce. Ánimo!

Fran dijo...

Yo también estoy ultimando para dejar organizado todo para septiembre.
¡Venga, vamos a terminar corriendo y a vivir!
Que pena que mientras la mayoría esté de vacaciones los engañosos aprovecharán para sus bellaquerías con mayor impunidad, si cabe.

Hilda dijo...

Bienvenida!! y te entiendo, a veces las noticias trauman y los impuestos más!! menos mal a mí me lo descuentan en mi trabajo y me ahorro lo demás, aunque prefiero no ver mi recibo de pago, porque si veo lo que me quitan de impuestos y luego veo lo que hacen los funcionarios con ellos, me muero!!

salduos y bienvenida nuevamente. Hilda

María Angélica dijo...

Animo, amiga mía, cosas peores suceden aquí en Chile, eso de los impuestos nos tienen hasta más arriba de la coronilla (de la cabeza).
Lo bueno es que disfrutaste de tu regia semana en la playa, eso no te lo quita nadie.
Cariños.

Mariana :) dijo...

María Jesús tu si que te das una vida de reina: vacaciones, chocolate y helado, ¿qué más se puede pedir?

Oye yo no sé allá, pero si acá en México no pagas impuestos nadie te cacha (al menos que te agarren en la caería de brujas).

¡muchos saludos y ánimo!

Marta Salazar dijo...

Abajo los impuestos!

son un robo!

ZINQUIRILLA dijo...

Te recomiendo el Magnum Essence .

Por cierto, ya he arreglao lo del video,

chao!

Altea dijo...

Huy, todo se andará, todo se andará, ya verás.

Joana dijo...

Hola espero que lo hayas pasado muy bien!
yo ahora también me preparo para salir en un semana más.

Saludos.

maria jesus dijo...

Abuela, han sido unos dias estupendos.
Ana, medio litro me tomé.
Rich, tu abuela tenía toda la razón.
Carlos , gracias y saludos.
Am el chocolate es un quitapenas.
Fran, estan tan subidos que les da igual cuando lo hacen y lo hacen sin ningún remordimiento.
Hilda, me alegro de volver a verte pòr aquí. A mi tambien me descuentan de la pensión, este es otro impuesto que tu cobras a los que vendes y tienes que ingresar trimestralmente descontando lo que te han cobrado a tí.
Maria Angelica, si, menos mal que le quedan a uno buenos recuerdos.
Mariana, aquí es que te pescan seguro.
Marta, abajo.
zinquirilla, voy a verlo.
Altea y Joana que lo paseis muy bien.

zocadiz dijo...

endulzate con un helado.
verás la vida de otro tono.