domingo, 26 de abril de 2015

Palabrotas



Hace tiempo solamente los hombres decían palabrotas, y sólo cuando estaban entre ellos, jamás delante de una mujer, era una falta de respeto. Mi novio me enseñó una canción de su campamento de milicias y ¡ como sería la canción! , que yo me la se así: "Pasé por tu reja chimpún taritotato, chimpún tararitotato ti ta ti ta to."

Luego Camilo José de Cela las puso de moda y empezamos a usarlas hombres y mujeres, al principio como una gracia, y luego las integramos en nuestra manera de hablar, de tal forma que los periodistas , presentadores de televisión , locutores de radio, etc ,las usan habitualmente, con lo que nuestros hijos, ya, se pasaron de la raya y hubo que llamarlos al orden.

Ahora hay una reacción y ellos prohíben a sus hijos utilizarlas, pero los niños las conocen porque las oyen en todos lados.
 
Tengo dos nietas de diez años,  que se han criado como hermanas y como tales se quieren y se pelean. Tienen una compañera que va con ellas a las actividades y que quiere dedicación exclusiva de una de ellas ; les pregunte que  pasaba y me lo contaron así:
.-Puedo decir una palabrota?
.-Si
:- Es que María Fernanda dice que Claudia le cae fatal porque es gili...... y no quiere que venga con nosotras.
.-Tu que le has dicho?
.-Que Claudia es mi prima y yo voy con ella
.-Y?
.- Pues dice que entonces intentará soportarla y le dijo a Claudia: "te dejo ser mi amiga" y Claudia le dijo que ¡ una mierda!
 
Previo pedida de permiso para decir mierda.
 
No es mucho pero algo es algo.

.

9 comentarios:

Gabriela dijo...

A mí lo que me disgusta es verlas en medios de comunicación. Lo que es peor es oír por la calle a chicas con bocas más soeces que avezados camioneros.

tomae dijo...

¡cojoño!

...no es palabrota, es palabro y...al 50% de paridad ;)

Fernando dijo...

Bueno, María Jesús, por ahora tienen conciencia de que son palabras malas y de que hay que pedir permiso para usarlas. Pronto eso desaparecerá y no serán conscientes, como nos pasa a todos.

Qué lástima, cómo hemos decaído.

Luisa dijo...

jajajajajajajajajajajaja me has devuelto a mi más tierna infancia :)
Fíjate que en esto de las palabrotas o tacos o palabras mal sonantes yo creo que todo depende.
Depende de quien lo diga, en qué momento lo diga, cómo lo diga...etc
Hay veces en que resulta grosero en el lenguaje y otras veces se hace casi necesario como una tilde bien puesta.
Besos, muchos y ¡¡¡¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!
A ver cuándo te escapas a mi tierra, que ya tengo ganas.

PEPE LASALA dijo...

Bien escrito Mª Jesús. Ami no me gustan las palabrotas, y por eso no las digo; cuando las escucho me suenan fatal, y pienso que no son necesarias para hablar ni exclamar. Me ha encantado tu entrada. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

gosspi dijo...

Que razón tienes M Jesus...mi tia, muy graciosa ella ..que no decia palabrota alguna..decia un recontrajopuñetas....decia que uniendo muchas salia esa palabreja...Y si es verdad..la mujer sobre todo pierde tanto de su esencia diciendolas...no se dá cuenta que el decir palabras soeces es fruto del tentador que anda cerca...ese está todo el tiempo con tacos!! Le pido a la Virgen de Fatima que libre a mis hijos y sus amistades de semejante palabreria soez y ordinaria...pues el Amor no entiende de esos lenguajes!!!!

Hilda dijo...

uy si María Jesús, son el pan de cada día, es muy triste que el respeto se pierda. Creo que ni aún entre hombres debiesen tener ese trato.

y a propósito, yo te digo una palabrota:

parangaricutirimicuaro!!

jijijiji es una palabra que no existe, es un trabalengüas mexicano.

saludos Hilda

ALMA dijo...

Un profesor en mis épocas de la facultad decía: " Siempre hay una palabra en el idioma castellano que reemplaza a la palabrota".

Siempre tengo presente esta enseñanza aunque en mi familia no se utilizan palabrotas ni lenguaje grosero.






Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Los niños aprenden de los adultos, por eso hay que cuidar nuestro lenguaje.
Paso a desearle una feliz Navidad.
Con toda mi ternura
Sor. Cecilia