martes, 5 de febrero de 2013

Admirable

 
 
Facebook ha hecho que se reanuden viejas amistades, pero también ha dado muchos disgustos y noticias indeseadas. Este chico que veis en la foto tenía dos años menos que yo, era marroquí y desde niño trabajaba en el mercado de abastos de Ceuta, llevando las bolsas a las señoras para ganarse una propina, su madre trabajaba limpiando casas, y el la ayudaba así.

Pero quería estudiar,  te paraba por la calle para copiar el título y el autor de tus libros de texto, y, en verano, yo lo he visto en la Plaza de los Reyes estudiando a la luz de una farola, y con la ayuda de alguna buena gente hizo el bachillerato y consiguió una beca y se fue a Granada a estudiar medicina y a levantarse a las cinco de la madrugada para descargar camiones en Merca-Granada y lavó coches y estudió,fue médico, y volvió a Ceuta.

Era el doctor Abdelkrin, el que se quedaba de guardia la noche de Nochebuena para que sus compañeros pudieran pasarla con su familia, el que visitaba a quien le necesitara de madrugada o pasaba la noche al lado del  enfermo y asustado, con quien siempre se podía contar, a quien siempre se podía acudir, porque tenía una dedicación plena a los demás.

Como sería que, en España, fue profeta en su tierra y le nombraron hijo predilecto de la ciudad y le homenajearon ¡ en vida!.

Ha fallecido en Diciembre....




.Van a poner su nombre a una calle. No hace falta, nadie que le conociera le olvidará


8 comentarios:

Josefa dijo...

Hola Maria Jesús. Aunque corta la biográfia que escribes de este médico. He admirado las virtudes de un hombre bueno. Fué una persona de las que dejan huella y por tanto nadie lo olvidará.

Recibe mi pesame más sincero.
Un abrazo lleno de amor.

Gabriela dijo...

El título de tu entrada no puede ser más adecuado: admirable, por donde se le mire. El mejor ejemplo de que la falta de recursos no es excusa para no salir adelante.

Militos dijo...

Qué alegría encontrarte en tu blog, aunque la noticia es triste, lo siento mucho por tí, pero quÉ persona tan estupenda, se ve que nació para médico de los buenos, por eso venció tanto obstáculo.

Descanse en paz, seguro que ya está recibiendo el ciento por uno prometido.

Mª Jesús recibí tu correo y me está ayudando mucho, pero me pareció complicado el organizar la cadena de 24 Rosarios. Gracias por el tuyo., se nota mucho. Mi sobrina sigue ingresada con grandes altibajos y no sabemos lo que puede durar, aunque lleva dos días de mejoría relativa.
Muchas gracias, guapa

BESITOS

Maria Crova dijo...

Hola:
Que en Paz descanse su alma.

Cariños.

Fernando dijo...

Bienvenida a casa, María Jesús.

Tu historia es muy bonita. En estos tiempos de tensión es fácil mirar con sospechas a los extranjeros o a los de religiones distintas a la nuestra. Por eso es importante recordar esto: que en todos los sitios hay gente buena, trabajadora, capaz de sacrificarse por los demás.

Bienvenida.

AleMamá dijo...

Hermosa historia, M. Jesús.
Lo más lindo es que ha dejado huella y se le ha reconocido. No todo es malo, gracias por subirnos el ánimo.


¿Te quedarás con nosotros? ¡REGRESA!

Besos

Nodisparenalpianista dijo...

Ojalá cunda su ejemplo. Saludos María Jesús.

Ana dijo...

Un bello blog. Felicidades :-)

Te invito al mío, por si te ayuda en tu crecimiento personal.

http://frasesdedios.blogspot.com.es/

Feliz tiempo de Cuaresma.
Un abrazo en la luz del Creador.