domingo, 16 de octubre de 2011

tranquilidad

Tengo mucha seguridad en mi misma, pero es un sentimiento que, ultimamente me he dado cuenta, no comparto con nadie; a los demás , más bien, les inspiro inseguridad, vamos, que no se fían de mi ni un pelo.

Empezó con un viaje en el que tenía que hacer un transbordo en Zurich, es verdad que no se inglés, pero me manejo divinamente con la mímica, ayer mismo encaminé a un chino, que no hablaba nada de español y a todo contestaba "Ja" , o "Hi", y yo "primera a la derecha" "calle ancha" y después de tres reverencias se fue en la dirección correcta, bueno, pues tuve que ponerme seria para que me dejaran en paz.

Ayer iba por la Mancha con una amiga; la Mancha es lo menos parecido a una selva tropical que existe, más bien es, como una sabana africana pero sin leones, solo algún toro de Osborne. En un cruce torcí a la derecha y tuve que rectificar, para que más, ¡que angustia la de mi amiga! ¡que pánico a que nos perdiéramos! ¡pero si era la una de la tarde de un día precioso! su pregunta favorita a partir de entonces fue ¿estas segura? ¿ a que viene tanta histeria de unos y otros?. En el primer caso lo más que podía pasar es que perdiera la conexión y conociera Zurich que no lo conozco, y en la segunda, que nos diéramos un paseo, viendo viñas y comiendo pan con chocolate que llevaba en el coche.

Soy tranquila, las malas lenguas dicen que pasota, salgo de viaje y no pongo hora de salida , ni de llegada, ni camino por donde ir, y paro o me desvío cada vez que me apetece y hago fotos,o me duermo si me da sueño.

Y no pienso cambiar.

Nota. El toro de Osborne, es la figura de arriba que antes anunciaba el coñac Osborne y ahora, que están prohibidos los anuncios,  han dejado al toro porque es un clásico en el paisaje español.



.

11 comentarios:

AleMamá dijo...

"salgo de viaje y no pongo hora de salida , ni de llegada, ni camino por donde ir, y paro o me desvío cada vez que me apetece y hago fotos,o me duermo si me da sueño"

¡Señor!, ¿por qué no me das ésto, que me muero de envidia?

Terly dijo...

Me encanta que seas así. Yo me recorrí en coche media Sicilia para hacer un recorridos de tres o cuatro kilómetros, tardamos casi un día en llegar al destino que estaba a la vuelta de la esquina pero todo lo que conocimos y que no estaba programado, ya no me lo quita nadie.
Un beso.

Miriam dijo...

Mmmm, tus vacaciones seguro son vacaciones de verdad.
Con sorpresas y disfrutando de lo que te trae cada minuto.
Disfruta de esa seguridad y capacidad de ver lo bueno de cada momento ¡¡

Gabriela dijo...

Eso es algo que debo aprender: sacar lo bueno de las situaciones adversas. A veces lo logro, pero no siempre.

Fernando dijo...

Hago míos los comentarios de Alemamá y Gabriela: yo no sé por qué los de Madrid tenemos que ir siempre con prisas, agobiados, no pudiendo "perder" una tarde dando vueltas por La Mancha o por Zurich, siempre llegamos tarde a algo.

Nodisparenalpianista dijo...

En lo de los idionmas u lo de hacerse entender, la MamádelPianista es igual que tú. En cuanto se os conoce, ya sabemos que no hay peligro. En todo caso para el pobre gabacho(o zuriqués) que intente poneros un café o enviaros a la dernieretax.
Por otra parte a mi me apasiona pelearme en francés en plan legionario: con motivo o si ello. No hablo ni palabra de francés.

Angelo dijo...

Pues me voy a la nota. A mi me encanta toparme con esos Toros.

Militos dijo...

Qué maravilla de mujer, pero ¿cuantos años tienes, si no es indiscrección?
Sigue así y no hagas caso a nadie.
A mi me ocurre algo parecido en cuanto no me dejan en paz, pero soy algo menos lanzada que tú, aunque se hace lo que se puede.

Un beso para la de Ceuta, me encanta tu aviso

Lola dijo...

Envidiable tu seguridad y tu tranquilidad... nada envidiable que los demás escuchen a las paredes antes que a uno! No ese ámbito pero me pasa tan seguido que a veces pienso que sería mejor estar equivocado, así al menos tendrían una razón para no escucharnos no?
Pero en definitiva, lo importante es que además de viajar, paseás y conocés y eso no te lo quita nadie.
Besos

Fran dijo...

Eso es lo que llaman una sabia despistada.
Es lo mejor, ir a nuestro ritmo.
A mí me pasa parecido. Y no sé si se llega más lejos pero por lo menos no nos sube la tensión.

Altea dijo...

Mola el toro. Se agradece que no hayan tenido la desfachatez de retirarlo del paisaje.
Me gusta esa forma de ser tuya. A las constantes preguntas de tu amiga sobre si estabas segura la respuesta correcta es un rotundo SI. Si luego te pierdes da igual: tú estabas segura.