domingo, 23 de mayo de 2010

Crisis


Soy de esa gente a la que le gusta aprovechar las cosas, reutilizarlas. Mis hijos dicen que tengo complejo de Diógenes, pero no es verdad, solo es que no veo la necesidad de desprenderme de algo que sirve y no me gusta gastar dinero en algo que ya tengo, sólo que con dos botones menos.
.
Total que en mi casa no se tira nada y menos comida.
.
Los domingos tengo comida familiar y amistosa, no obligatoria. Unas veces tengo que improvisar a última hora , y otras me sobra comida, que congelo, para toda la semana; con muchas críticas de los que viven conmigo que dicen que para que yo me esmere, hay que ser nieto.
.
Lo aprovecho todo. Dice mi yerno que no hay nada más peligroso que una empanadilla en mi casa, nunca se sabe de que está hecho el relleno.
.

13 comentarios:

Lola dijo...

No sé, peligrosa o no, sabés cómo me comería media docena de esas empeanadas?
Igual coincido, mi madre es igual, y eso que la nieta apenas distingue un morrón de un tomate, todavía no tiene cuatro años!
Yo también soy un poco diógenes, pero más con recuerdos que con reutilizabilidad.

Besos!

almena dijo...

jajajaja me ha encantado lo de que "hay que ser nieto"
:)
siiiiiiii

AleMamá dijo...

Me gustaría ser tu nieta par aprobar lo máximo de tu producción.
Un beso

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Francamente María Jesús, es usted admirable, hay que aprovecharlo todo, no están los tiempos para más y más sabiendo cuanto hambre hay en el mundo.
La felicito, yo también me hago nieta o nieto. Supongo que Miguelin no le pregunta de qué están hechas las empanadillas¡jiji!
Su nieta que día hace la comunión?
Con ternura.
Sor.Cecilia

Shikilla dijo...

El ama de casa tiene que ser una buena economista pero si además le echamos imaginación salen cosas tan ricas como tus empanadillas, que seguro que están muy, muy ricas.

Por cierto, lo de "hay que ser nieto" es la pura verdad, mi madre trata a mis hijos como no me trata a mi, me refiero a los caprichitos de última hora, a ellos siempre se los hace y conmigo se relaja un poco más, hasta que le digo que no se moleste.

Gabriela dijo...

Te doy la razón en lo de no botar la comida. Es algo que no se debe hacer nunca.
Saludos.

zocadiz dijo...

Bien. Acá tampoco desperdiciamos comida. :)

El futuro bloguero dijo...

En mi casa sería igual...

(pero con las empanadillas hechas al horno en vez de fritas)

El relleno, cualquier sobra picada, he hecho croquetas y empanadillas de casi todo, y en general, salen buenas o mejores, jajaj

Un beso sin crisis

tia elsa dijo...

jajaja! yo creo que está muy bien no tirar porque si, y ahora que se puede congelar ocn más razón. En casa también se aprovecha lo que queda y se recicla en rellenos, guisos, ensaladas y saben muy bien. Besos tía Elsa.

MIC dijo...

ja, ja, dice bien tu yerno. A saber...El caso es que sea de lo que sea como eres buena cocinera, seguro que no dan lugar a congelarlas.

¿Las haces de carne de vaca?

Outsider friar dijo...

Esa nutritiva fotografía es una crueldad para los que padecemos úlcera de estómago.

Fran dijo...

Es una gran cualidad en estos tiempos que corren y en todos.
Esas empanadillas sorpresa más que peligrosas parecen ¡de miedo de buenas!

Abuela Ciber dijo...

Estupendo tu con las empanadas y yo con las tortillas!!!

Ja ja de niños siempre las comieron contentos de sus diferentes colores!!!

Por suerte ahora de grandes enseñana a sus hijos a no tirar.

Buenisimo lo que has aportado....nunca te faltara nada con sentires como los que expresas y....comparto.

Un abrazote desde este lado del océano!!!!