sábado, 20 de septiembre de 2008

chanchullos



Voy a confesar algo . De joven, yo era chanchullera. El chanchullo más gordo que hice y del que no sé como no me pescaron fue en la universidad.


.


Siempre me gustó la gimnasia y soy muy aficionada a los deportes, así que cuando llegué a la facultad era de las pocas alumnas que iba siempre a clase de gimnasia ( la gimnasia entonces era una maría); pero surgió un problema, tengo vértigo y no resisto la más mínima altura así que era incapaz de subir por la cuerda. La profesora, una profesora de las de entonces, que sí , yo, que no, hasta que un día, muy comprensiva ella, me amenazó con que no me iba a firmar el acta y no me iba a poder sacar el título si no la subía, porque era imprescindible para un abogado saber subir la dichosa cuerda. Yo le contesté, respetuosamente, que no pensaba poner el bufete en la copa de un pino y me marché a buscar un médico.


.


Ahí empezó el chanchullo, lié al pobre hombre con mucho teatro y muchas mentiras sobre síntomas indefinidos en mi espalda hasta que conseguí un certificado médico que decía que tenía una incapacidad para hacer gimnasia.


.


Pero era la feliz novia de un forofo de los deportes que se pasaba los fines de semana jugando al frontón en el estadio de la juventud y como , por muy enamorada que una este, mirar durante tres horas como le da a la pelotita, cansa y aburre, me puse a correr por la pista de atletismo, con la suerte de que me vio el campeón de España de los 100 metros, que había abandonado el atletismo para acabar la carrera, y se ofreció a entrenarme.


.


Conclusión, ese año participé en los juegos nacionales universitarios, con un magnifico certificado que me declaraba inútil para cualquier actividad física.


.


Lo que declaro en este blog, por dos razones:


1.- Porque como delito ya habrá prescrito.


2.-Porque podré montarle el pollo a aquel de mis hijos que pille chanchulleando con más altura moral, porque me arrepiento mucho.


.


P.D. En lo juegos hice más bien el ridículo, pero me lo pasé estupendamente entrenándome y fui muy popular entre mis colegas por la tomadura de pelo a la profesora, que era bastante bruja.




29 comentarios:

Ana dijo...

Si te sirve de consuelo, no fuiste la única que hizo algo del estilo... ejemmmm!

j.a.varela dijo...

María Jesús, que verguenza, válgame Dios!

Podríamos montar un grupo en Facebook que nos reuniera a todos.

j.a.v.

Hilda dijo...

jajajaja, yo siempre fui muy mala para los deportes, pero mis maestros tenían compasión por mí porque en las demás asignaturas iba muy bien.

mmm, me quedé pensando en un chanchullo. Tenía una maestra en la universidad que ponía los exámenes más espantosos. Quizás suena tonto, pero jamás había copiado en los exámenes, siempre fui buena estudiante y tenía terror a sacar un acordeón. Obviamente con esa bruja, saqué todos los acordeones de mi vida y pasé la materia, una mala maestra no iba a arruinarme mi buen promedio. je je

saludos cariñosos. Hilda

Luisa dijo...

Confesión por confesión:yo también he sido buena para los deportes y buenísima para los chanchullos,je,je,aunque creo que tú me ganas en todo:deporte,chanchullas y simpatía.
Besos

Fernando dijo...

Querida María Jesús:

No te arrepientas mucho, pues has hecho una cosa españolísima. ¿Cuánta de la gente que este verano ha viajado a Egipto no lo ha hecho con un papel en su casa que le da la baja laboral, por no poder mover la pierna? ¿Cuántos de los divorciados que no pueden pasar una pensión alta a sus hijos, según dice su empresa, han tenido luego dinero para comprarse un nuevo gran coche? ¿Cuánta de la gente que se presenta a un puesto de trabajo, con la titulación necesarias bajo el brazo, no tiene ni los más mínimos conocimientos necesarios para ello?

(sin número) dijo...

¡Qué grande!

Sólo espero que no te dediques a la abogacía, porque sin la aptitud necesaria para trepar por una cuerda no sé yo si fiarme de tu bufete... ;)

Abuela Ciber dijo...

Ja Ja mira tu yo que te tenia como ejemplo de seriedad!!!!!

Cariños y gracias guapa por visitarme y dejar tus sentires.

am dijo...

Jajaja, bueno, es una buena anécdota y aprendiste de ella, eso siempre es lo que más cuenta.

Mariana :) dijo...

¡Jaja! Genial... María Jesús yo nunca me lo hubiera imaginao de ti.

Me recuerda a la época en que hacía las tareas de los demás a cambio de una pequeña gratificación $$

HUGO dijo...

No sos la única que paso chanchullo,en general en gimnasia la mayoría somos de madera.

Zinquirilla dijo...

Qué buena anécdota! Aunque yo no lo veo como un chanchullo (que iteralmente significa manejo ilícito para lucrarse de algo) sino eso una anécdota que además refleja como eran los estudios universitarios de entonces. Pobre de mí si tendría que haber subido por una cuerda entre baalltas que estudiar.

zocadiz dijo...

jajajajajaja.
asi pasa cuando eres joven.
aplicas el chanchullo.
jaja

ANAROSKI dijo...

Hola Maria Jesús:

Gracias por visitarme, he venido a devolverte la visita, con respecto a tu comentario de las fotos, el hombre mayor es mariscador, es una estatua al señor que vendía con su canasto las cañaillas, gambas, camarones del porreo, las bocas de la isla, y la mojama, a la puerta de la Gran Via, un bar con más de cien años de tradición en San Fernando.

He visto el video de Ceuta, me ha recordado la última vez que estuve allí, antes dos amigas vivían allí, pero ahora una vive en San Fernando y otra en el Puerto, así que llevo casi cuatro años sin ir.

Un beso. Los barcos y yo no hacemos muy buenas migas.

porlafamiliaporlavida.wordpress.com

Yajaire de DIOS dijo...

Querida María Jesús que rezo por tus hijos no te olvido en mis oraciones, gracias por tu visita un abrazo.
yajire

maria jesus dijo...

Antes de nada, quiero disculparme con todos pòr tardar en contestar, la culpa no es mía, es de jazztel que me la tiene jurada.

Ana, ja me imaginaba yo que me ibas a comprender.

J.A. Cuando quieras, cuenta conmigo, aunque a Ana no le nombres el facebook !por Dios!.

Hilda, ¿porqué te crees que lo he contado? porque sé que todos tenemos nuestra historia oculta.

maria jesus dijo...

Luisa, por cierto, si vienes a Madrid !avisame!.

Fernando, a mí a española no hay quien me gane.

Sin número, tampoco se hacer anillas !fijate!

Abuela, seria ¿yo?

maria jesus dijo...

Am, si que aprendí.

Mariana, en serio me ves tan formal?.

Hugo, yo en lo demás si era buena, eso era lo que me fastidiaba.

maria jesus dijo...

Zinquirilla, si, demuestra como eran entonces las cosas.

Zocadiz, fué un caso de necesidad extrema.

Anaroski, gracias por la visita, ¿eres familia de marinos?.

Hermana, muchas gracias por todo.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Pero a qué universidad fuiste que tenías gimnasia como asignatura??

Por cierto, si a mi hermano le admitieron en ICADE tras afirmar en la entrevista de ingreso que Derecho era "el arte de hacer chanchullos" quizás sea muy importante estar en forma para... salir corriendo!

Bueno, a lo que venía, si vais a Utrerque contarme que tal que no he ido nunca y me muero de curiosidad!

hna josefina dijo...

Te dejé tres respuestas, por falta de una, en mi blog.
¿Te vio la profesora correr los 100 metros? ¿O vos corriste más rápido que ella?

Alter ego (el otro yo) dijo...

Si al final veras!!! no quiero pensar en los políticos.

Lo que sé es lo que estamos aquí presentes somos"sanotes".

María Angélica dijo...

Creo quer todos hemos hecho algún chanchullo en el colegio, no es para enorgullecerse, son cosas de juventud y no lo tomamos como algo indebido.... en todo caso, muy buena tu anécdota.
Cariños y cuidate.

maria jesus dijo...

Benita, fuí a la universidad de Granada. Entonces en todas las carreras había que estudiar Religión, Formación del espiritu nacional y Gimnasia. Las llamabamos las marías y se aprobaban con facilidad, salvo que te tocara un ayatolah.
Ya te contaré cuando vayan las niñas ( una tiene 22 años)

maria jesus dijo...

Hermana, muchas gracias por todo. Ya le contaré cuando lo lea.

Alter, si, cuando pienso en los políticos se me pasa el cargo de conciencia.

María Angelica, gracias por la visita. Un beso

Altea dijo...

Creí que ibas a acabar diciendo que en medio de la carrerita te vio el médico, que resultó ser el marido de la profesora de gimnasia :-)

maria jesus dijo...

Altea,a veces me recuerdas a mi profesora de gimnasia. Besos

Militos dijo...

Maria jesús: por fin puedo venir a visitarte. ¿Sabes cual fue mi chanchullo?. Como me casé a mitad de carrera de Económicas, fuí dejando la gimnasia aparcada y cuando ya estaba en quinto y embarazada del 7º hijo, me presenté a examen de gimnasia un mes antes de dar a luz, con un triponcio que te puedes figurar. La profe que era un hueso me dijo que necesitaba un certificado. Volví al día siguiente con el requisito y tuvo que aprobarme los cinco cursos de golpe.
¡Que tiempos!
Un beso

Laurita dijo...

Huy, Mª Jesús, esta faceta tuya no la conocía...:)

JC dijo...

Entre brujas anduvo el 'juego'