lunes, 7 de abril de 2008

Hijos



Hace poco entre en un blog, con unas entradas francamente interesantes y, con mi habilidad para la informática, lo he perdido y no lo encuentro por más que lo busco, me gustaría poner un enlace.
.
El tema a tratar era el problema economico para tener hijos y su autor me animaba a contar sobre mi experiencia. Mi pregunta era: ¿El nivel economico se obtiene "a pesar de " o " "gracias a?".


Yo hablo de lo que conozco, pertenezco a la clase media española y en mi caso creo que el nivel que obtuvimos lo hicimos gracias a que teníamos un montón de hijos. Comparándonos con unos amigos que se casaron al mismo tiempo que nosotros, que él tenia la misma profesión de mi marido y ella estaba en casa como yo, he llegado a la conclusión de que , en cosas esenciales, sanidad, educación, alimentacion , las dos familias buscábamos lo mismo, pero luego nos separábamos como si fuéramos dos mundos distintos.
.
En el plano económico todo el esfuerzo y el mérito corresponde a mi marido, que era el que ganaba el dinero, no reusando ningún trabajo, ni seleccionando clientes, reciclandose continuamente y trabajando, a veces, hasta 18 horas diarias
.

Consiguió que tuviesemos un nivel de vida bastante acomodado, a pesar de los nueve hijos; probablemente sin ellos, no hubiera tenido estímulo para tanto esfuerzo.
.

Una vez, un amigo que hacía tiempo que no veiamos, le comentó que nos llevabamos muy bien a pesar del tiempo y él le contestó que es que lo único que nos podiamos dar era cariño, porque la mitad de lo que ganaba era para pagar el colegio de los niños, y la otra mitad se la comian los niños, que parecía que comian a mala idea.
.

Pero realmente mereció la pena.

.

23 comentarios:

Alemamá dijo...

Qué bonito lo que dices. Cuando mis padres nos tuvieron a nosotros 6, parecía locura; de hecho no faltó quién proponía la vía fácil del aborto. Con el tiempo,los hijos hemos sido el sostén económico en medida importante, y para qué vamos a hablar de motivación para ir adelante pese a todo.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Vengo a otorgarte un bien merecido.Gracias

www.martin-almiron.es

Abuela Ciber dijo...

Que bonito!!!
Te felicito, nueve hijos, que hermoso.
Estaras rodeada de nietos!!!
Gracias por visitarme y dejar tus sentires.
Cariñós

María Angélica dijo...

Buen tema. Los hijos son la mejor inversión de tu vida, a veces se pasa penurias y el dinero escasea, pero con la ayuda de Dios uno puede salir adelante.
Gracias por tu visita y serás siempre bienvenida.
Cariños desde Chile.

zocadiz dijo...

Opino igual. En mi casa somos 7 hijos. La verdad nunca nos faltó nada. Agradezco la generosidad de mis padres.

Mariana :) dijo...

¡Hey, buen tema!
En mi casa somos 5 y la pasamos muy bien. Por supuesto que hay cosas que todos debemos compartir pero creo que eso y el pensar en si de verdad necesitamos algo o es puro capricho nos ha formado bien a todos... O por ahí vamos.

El tema del post pasado también está interesante. Te puedo decir que en lo personal, soy más de vida diurna que nocturna, cuando regreso muy tarde es por alguna ocasión especial o porque salimos los dos hermanos grandes juntos.

Acá, en la ciudad de México, las cosas cada vez se ponen peor y el gobierno ya no sabe ni qué hacer: primero no dejando entrar a los menores de 18, después con las redadas, después el alcoholímetro.., y ahora quién sabe que vayan a hacer...

¡Muchos saludos!

sinretorno dijo...

Además de ser usted y su marido, más usted , una valiente, le gradezco sus visitas a mi blog. Esoque dice en ese post merece un librito pequeño, con su experiencia, no teorías, que se publique y que se enteren tantos y tantas miedosos. De verdad. lo espero y espero me lo dedique.

Caminodelsur dijo...

Que lindo, siempre me gustaron las familias numerosas, que rico eso de tanto cariño compartido mme parece que se multiplica como los panes de la parabola.

Abrazos de bicha sureña

teka dijo...

muy bueno lo que dices!yo soy la cuarta de siete y no cambio a mi familia por un nivel de vida mejor ni por tener cada uno una psp ni todo lo qeu para otros son cosas imprescindible.
otra cosa, dices lo de tu marido en el plano económico pero que haría el sin que tú te hubieses dedicado a la familia??
un saludo y enhorabuena para el familion

icue dijo...

Conozco muy bien el tema que planteas.
En casa con 6 hijos, salimos adelante con mi trabajo, pero con la participación del trabajo de mi mujer en casa, que abandonando su carrera, se dedicó a la casa, gracias a ella hemos salido adelante.
Quiero hacer aqui un homenaje a las mujeres que silenciosamente,sacan adelante a las familias, tema importante en los momentos quevivimos.
Saludos afectuosos

Fran dijo...

Sois unos padres fantásticos.
Y seguro que vuestros hijos también lo son.

Hilda dijo...

Ma. de Jesús, el blog es Martín Palma y es http://cartanautica.blogspot.com/

Lo sé porque soy seguidora fiel de ese espacio, para mí es excelente y leí tu comentario en ese post (¿nuevos pecados capitales?).
El artículo por cierto Martín lo tiene cerrado por ahora a los comentarios.

Del tema, creo que no puedo opinar mucho, toda mi familia es pequeña, yo solo tengo un hermano.
Yo no me siento capaz de tener muchos hijos pero respeto y admiro a quien si pueda.
Mi posición al respecto que uno o veinte hijos no es lo importente, lo importante es darles calidad de vida espiritual, física y económica. A mi punto de vista.

Saludos muy afectuosos. Hilda

Hilda dijo...

Ah y se me olvidó decir desde mi perspectiva como mexicana y como integrante de la clase media, creo que una de las cosas que puede servir para dar esa calidad de vida es que ambos cónyuges trabajen (si es que lo desean), ambos cónyuges ayuden en las labores del hogar y ambos cónyuges participen activamente en el cuidado y educación de los hijos.
Yo no voto por la unilateralidad, creo que el matrimonio y la paternidad es un trabajo de equipo.
Un saludo muy afectuoso. Hilda

Marta Salazar dijo...

"¿El nivel economico se obtiene "a pesar de " o " "gracias a?"".

es una interrogante que se han hecho muchos economistas, llegando a interesantes resultados.

si alcanzo, escaneo algunos gráficos (o tal vez estén en internet?) de Modigliani con la curva del ahorro vs. curva de edad.

curiosamente, los ninos pueden ser un incentivo para trabajar más; pero entonces, los padres se quejan de no tener tiempo para estar con los hijos...

Un abrazo fuerte!

Marta Salazar dijo...

mira, tal vez te interese, no es 100% el tema, pero sí es uno parecido;

es un artículo que escribí hace siglos (cuando no tenía blog y escribía artículos largos en revistas):

Explosión demográfica, una inquietud que crece

Un abrazo!

Hilda dijo...

Marta: el link al artículo que escribiste no funciona, bueno, más bien dice que tienes que tener una inscripción vip para verlo.
saludos. Hilda

maria jesus dijo...

Gracias a todos por los comentarios.El tema me parece importante, ya quisiera yo saber escribir, sin retorno, para escribir un libro que pudiera ayudar a alguien. Abuela ciber, nietos tengo diez, todos pequeños.Marta, no he podido leer tu articulo. Hilda, creo que el trabajo en equipo esta muy bien si los dos estan de acuerdo, pero en mi caso, con una familia tan grande , creo que es mejor para que todo funcione que uno de los dos se quede en casa. Saludos cariñosos a todos

Militos dijo...

Maria Jesús: LLego un poco tarde a este post pero no quiero dejar de decirte algo: Enhorabuena por los nueve hijos. Yo tengo diez y las hemos pasado de todas clases pero nunca el dinero fue un impedimento para hacer sitio a un nuevo hijo. Yo tampoco ejercí mi carrera de Economista pero me ayudó mucho en los estudios de mis hijos y en sacar la casa adelante, con el sueldo de mi marido que nunca lo consideró suyo sino de todos.
Y los hijos jamás lamentaron carecer de tantas cosas como tenían sus amigos. Una de ellas cuando una amiga le dijo que tenía nueve pares de Zapatos le contestó que ella tenía nueve hermanos. Ahora están todos fuera de casa, pero he tenido la suerte de recibir la custodia de un nieto de quince años en el que he vuelto a ocupar mi tiempo y mi cariño. Bueno perdona si me alargo pero me ha encantado todo lo que dices. Ya comentaremos más.
Un abrazo

Marta Salazar dijo...

"Hilda, creo que el trabajo en equipo esta muy bien si los dos estan de acuerdo, pero en mi caso, con una familia tan grande"

yo siempre he pensado que, con una familia grande (lo que es muy relativo) es mejor que los dos se queden en la casa! ja ja

No olvidemos que, antes de la industrialización de los países de occidente europeo, toda la familia se quedaba en la casa, porque el trabajo no estaba organizado como ahora, en que se ha separado el trabajo de la vivienda y con ello, de la familia,

bueno, alguien tiene que mandar, pero pienso que sin trabajo en team no funciona nada

y además, es pésimo para la educación de los hijos que no haya trabajo en equipo, lo veo en las consecuencias (no hay que generalizar...), pero...

trataré de darles un link a través del que se pueda llegar al artículo, sorry!

Un abrazo!

Marta Salazar dijo...

hay una forma de ver mi artículo, sino fuera mucha molestia:

este es mi blog del 2005

hay que ir a Artículos aparecidos recientemente en la prensa (columna de la izquierda)

y de ahí hacer clic en Explosión demográfica, una inquietud que crece,

desde mi blog se puede llegar, fue una cortesía de la revista en su momento.

Todo esto me sirvió para ver que el artículo está citado varias veces y en buenas revistas.

Un abrazo fuerte!

Martín dijo...

Hola, María Jesús

Interesante post. De a pocos voy descubriendo encantado tu blog. Nosotros somos cuatro hermanos. Y mi madre opina como tú. Ella suele decirme: «Si yo y tu padre hubiéramos tenido pocos o ningún hijo hubiéramos tenido menos cosas porque no hubiéramos sentido la presión de esforzarnos más». También me suele agregar: «La presión de tener más hijos a nosotros nos agudizó más el ingenio y nos hizo hasta más hábiles». Y creo que en esas palabras hay mucha sabiduría (aunque me aterra estar en una situación de tener muchos hijos y un presupuesto estrecho; quizás me falta un poco más de Fe y aun no soy casado, así que no podría hablar por experiencia para descubrir qué tan exagerados puedan ser mis temores)

Seguiré visitando tu espacio. Realmente me ayudas a tener más claras muchas ideas desde tu sabiduría.

Gracias por este testimonio de vida (mucho más valioso que muchos tratados sobre la materia), por haber accedido a mi petición y por tu delicadeza y prudencia y discreción en aludirme pero sin mencionar mi nombre

Seguiré visitándote

Un cálido saludo desde Lima

Martín dijo...

Hola, María Jesús

Otra cosa: quisiera compartirte una rara coincidencia. Mi abuela paterna también se llamaba como tú (María Jesús) y tuvo aproximadamente tu misma cantidad de hijos.

Un cálido saludo

Hilda dijo...

Marta ¿los dos en casa? eso sí fue simpático!!

Ma. de Jesús, coincido contigo, creo que precisamente en aras de dar una calidad de vida espiritual, física y económica, ante una familia numerosa, creo que efectivamente para que todo funcione, uno de los dos debe quedarse en casa, definitivo.

Coincido también contigo y con Marta que independiente a ello, debe haber trabajo en equipo, colaboración de cónyuges e hijos para el hogar. Una persona no puede hacer todo ni es máquina y el trabajo en equipo es muy útil.

Como te dije, yo pienso que yo no podría con muchos hijos quizás porque vengo de familia pequeña (mamá y tíos con pocos hijos. El tiempo lo dirá.

Saludos cariñosos. Hilda